15 de agosto de 2011

Cumpleaños de caramelo



Confieso que he estado intentando hacer esta entrada desde hace al menos 2 semanas. Las cosas a veces se complican y el universo entero parece estar en contra: el tiempo no alcanza, los días se hacen cortos, el agua no llega (al menos donde yo vivo), la mantequilla escasea y hasta el coco que compré estaba rancio y tuve que reprogramar la horneada teniendo todo el mise en place en su sitio.

Pero esta era una receta que tenía que probar, ha estado mi lista de pendientes desde hace más de dos meses y cada semana volvía a ella como el que ve un catalogo de turismo donde ofrecen viajes al trópico y suspira mientras piensa "..algún día, algún día..". Se trata de un pequeño bizcocho de caramelo, de color dorado como el sol de la tarde y de sabor dulce y a la vez ligeramente amargo, también  recuerda al coco sin estar presente la textura y al limón, realmente encantador.





Preparé el bizcocho con varios días de antelación y solo días después del cumpleaños pude decorarlo con una crema de mantequilla aromatizada con caramelo y café. La crema es completamente opcional, solo la quería como una excusa para hacer otra torta de cumpleaños para mi gato en su 11er año de vida  (que en realidad debe pensar que estoy loca si espero celebrar su cumpleaños con algo diferente al pollo hervido o la carne roja) con algo que me recordara los colores de su pelaje y porqué no, también lo amargo de su carácter.


Aquí se lo ve como un santo pero no se dejen engañar, en verdad es un verdadero bicho malo (con los demás, conmigo es un caramelito)

Y para no dar más vueltas, vamos a la receta:

Para la salsa de caramelo:
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de crema de leche
3/4 de taza de leche de coco (puede comprarse en establecimientos o prepararse en casa)
1 y 1/2 cdas. de jugo de limón o lima

Para el bizcocho:
3 tazas de harina todo uso
1 cdita. de polvo de hornear
1/2 cdita. de bicarbonato
1 cdita. de sal
1 1/4 de taza de mantequilla sin sal (2 barras ó 200 gr) cortada en cubos a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar
4 huevos
1 cdita. de extracto de vainilla
1/2 receta de salsa de caramelo

Para la crema de mantequilla:
1/2 taza (1 barra ó 100 g) de mantequilla sin sal
2 cdas. de ron
2 y 1/3 de tazas de azúcar glass
1/2 receta de salsa de caramelo
3 cdas. de café expreso a temperatura ambiente.

Instrucciones para la salsa de caramelo:
En una olla mediana llevar el azúcar al fuego hasta fundir. Cuando el azúcar comience a tomar un color dorado oscuro, sin llegar a quemarse, retirar del fuego y con cuidado añadir lentamente la crema de leche sin dejar de revolver (no preocuparse si se torna granulosa la mezcla).

Devolver la olla al fuego y revolver hasta integrar completamente (2 minutos aproximadamente). Transferir la mezcla a un recipiente refractario, agregar la leche de coco y el jugo de limón. Mezclar hasta integrar, separar en dos partes iguales y reservar.


Instrucciones para el bizcocho:
Pre-calentar el horno a 180 grados centígrados.

Cernir la harina, la sal, el polvo de hornear y el bicarbonato. Reservar

Con la ayuda de una batidora eléctrica batir la mantequilla y el azúcar hasta integrar. La mezcla debe quedar esponjosa y pálida.

Agregar los huevos uno a uno, integrando bien después de cada adición. Limpiar las paredes del recipiente con la ayuda de una paleta de goma de vez en cuando para ayudar a mantener la mezcla homogénea. Añadir la vainilla e integrar.

Añadir la harina en tres partes alternando con la salsa de caramelo, comenzando y terminando con la harina. Mezclar hasta integrar bien.

Verter la mezcla en el molde preparado (yo utilicé tres moldes de silicona de 15 cm de diámetro) y hornear por 30 a 35 minutos o hasta que al insertar un palillo en el medio éste salga limpio. Dejar enfriar al menos 15 minutos antes de desmoldar.

Instrucciones para la crema de mantequilla:
Batir la mantequilla, el azúcar glass, el ron y 1/2 receta de salsa de caramelo con una batidora eléctrica hasta que se torne brillante y suave. Decorar y dejar enfriar un poco para que la mantequilla no se derrita (en especial si hace calor).

Da para esta tortita y 12 mini cupcakes

Fuente: The Art of Being Perfect




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...