28 de junio de 2009

Daring Bakers: Bakewell Tart... er... pudding


A continuación el texto de rigor para participar en este reto:

The June Daring Bakers' challenge was hosted by Jasmine of Confessions of a Cardamom Addict and Annemarie of Ambrosia and Nectar. They chose a Traditional (UK) Bakewell Tart... er... pudding that was inspired by a rich baking history dating back to the 1800's in England.


Hoy he llegado un día tarde a colgar la receta para este mes en Daring Bakers, se trata de un postre tradicional del Reino Unido que consiste en una tarta de masa quebrada a la que posteriormente se le coloca una gruesa capa de mermelada y es cubierta con frangipane (crema de almendras). Como adoro las almendras y las masas quebradas decidí hacerla aunque llegara tarde al evento.

En esta ocasión utilicé mermelada de naranja amarga y aprovechando que conseguí en la frutería unos higos completamente maduros decidí incorporarlos a ultima hora. Lamentablemente cuando ya tenía la tarta en el horno me percaté de que olvidé colocar la harina para dar la densidad necesaria a la crema de almendra, por lo que quedó algo blanda por dentro y le dio una apariencia un tanto "desgarbada"; sin embargo la combinación de los higos intensamente rojos que dejaron caer su jugo caramelizado para impregnar la crema de almendras acompañado del amargo de las naranjas resultó ser una de las mejores cosas que he probado en estos últimos días ¡aun percibo su aroma mientras escribo esto!! mmmm.



Aquí dejo la traducción literal de la receta por si alguien se anima, ya sé que en el norte no es temporada de higos, pero pueden sustituirlos por cualquier otra fruta de su agrado, los que viven al sur no tendrán inconvenientes en conseguirlos ¡¡si los conseguí yo que vivo prácticamente sobre el ecuador y ni siquiera los cultivamos!!

Para la masa quebrada:
Tiempo de preparación: 15-20 minutos
Tiempo de descanso: 30 minutos (mínimo)
Material necesario: cuencos, rallador, film transparente

225g (8oz) de harina todo uso
30 g (1 oz) de azúcar
2,5 ml (½ cucharadita) de sal
110g (4oz) de mantequilla sin sal, fría (congelada es mejor)
2 (2) yemas de huevo
2,5 ml (½ cucharadita) el extracto de almendra (opcional)
15-30ml (1-2 cucharadas) de agua fría

Cernir juntos la harina, el azúcar y la sal. Rallar la mantequilla en la mezcla de la harina, por el lado grueso del rallador. Usando solo la punta de los dedos y trabajando rápidamente trabajar muy rápidamente, frote la grasa en la harina hasta que la mezcla se asemeja a las migas del pan.

Batir ligeramente las yemas de huevo con el extracto de almendra (si se utiliza) y mezclar rápidamente en la mezcla de harina. Agregar agua necesaria, sólo lo suficiente como para añadir una forma coherente y ligeramente pegajosa a la masa.

Formar un disco con la masa, envolver en plástico y refrigerar por lo menos 30 minutos.

Para el frangipane:
Tiempo de preparación: 10-15 minutos
Material necesario: cuencos, mezclador de mano, espátula de goma

125 g (4,5 oz) de mantequilla sin sal, suavizada
125 g (4,5 oz) azúcar en polvo
3 (3) huevos
2,5 ml (½ cucharadita) el extracto de almendra
125 g (4,5 oz) almendras finamente molidas
30 g (1 oz) de harina todo uso

Cremar la de mantequilla y el azúcar durante aproximadamente un minuto o hasta que la mezcla se torne pálida y muy esponjosa. Raspe el lado de la taza y añadir los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. El batido puede parecer cortado pero estará bien. Después vierta el extracto de almendra y mezcle durante otros 30 segundos y raspar los lados hacia abajo de nuevo. Incorpore las almendras molidas y la harina. Mezclar bien. La mezcla estará suave, ligeramente granulosa (debido a las almendras) y debe conservar su color amarillo pálido.

Montaje:
Precalentar el horno a 200 grados centígrados.

Extender la masa hasta alcanzar 3 a 5 mm de grosor aproximadamente y cubrir con ella un molde para tarta circular de 23 cm (yo utilicé uno rectangular). Tapar y llevar al congelador por 10 minutos. Para blanquear la base de la tarta cubrir con papel encerado y llenar con cualquier tipo de granos secos para evitar que la costra crezca en el horno. Hornear por 15 minutos hasta que adquiera consistencia sin llegar a dorarse. Bajar la temperatura del horno a 180 grados.

Finalmente cubrir con la mermelada, agregar el frangipan, las frutas (opcional) y llevar nuevamente al horno por 40 minutos hasta que crezca y se torne dorada. Dejar enfriar sobre una rejilla metálica.

27 de junio de 2009

Dias de vacaciones

Algunos se preguntarán qué ha sido de mi vida por estos días, ya sé que ultimamente no me han visto la cara (o mejor dicho no me han visto la letra) pero que es que entre el trabajo de día (y también de noche), el curso de pastelería, la venta de biscochitos y un trabajito de fotografía que nos salió hace poco, realmente no me ha quedado mucho tiempo para dedicarle a este mundo de blogleros que tanto me gusta. Así que con tanto ajetreo lo mejor que pude hacer fue tomarme unos días de vacaciones que me debían en el trabajo y decidimos viajar unos pocos días para relajarnos, despejar la mente y recargar las pilas.

Muchos de Ustedes ya conocerán a nuestra vecina, la ciudad de Bogotá en Colombia, una encantadora urbe multifacetica y contradictoria, a ratos pueblerina a ratos moderna, llena de gente amable, educada y con una gastronomía fantástica. Llena de lugares para degustar un magnifico café mientras se disfruta de unos envidiables 17 grados promedio de temperatura.

Aquí dejo algunas fotos de nuestro recorrido.

Las calles están llenas de pequeñas panaderías artesanales donde pueden conseguirse los deliciosos "pan de bono", almojábanas y otras maravillas hechas con almidón de yuca, maíz y queso.


En el museo Botero conseguí este cuadro de una mesa llena de bocadillos dulces, esa torta de chocolate me hizo agua la boca y me prometí repetirla en casa (ojalá quede tan rica como se ve en cuadro)


Hermosísimo el Jardín Botánico con su rosal en plena floración, un verdadero estallido de colores y aromas. Lo maravilloso de las flores es que no les importa si estamos presentes o no para desplegar toda su belleza, yo por regla general y como gesto de agradecimiento ante la naturaleza intento detenerme a admirarlas cada vez que puedo. Por eso me ven aquí posando dichosa entre tanta rosa.

Un saludo para tod@s.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...