Muffins de banana y cacao...o cómo tomar decisiones


El gato goloso - Muffins de banana, cacao y chispas de chocolate
Tenía en mi cocina una única banana, madura y pasada que ya había intentado suicidarse (los que no entienden el chiste pueden ver de qué se trata aquí).

"Tengo que hacer algo con esto, no puedo permitir que se dañe, hay mucha gente pasando hambre en este país (y en el mundo) como para tirar esto a la basura" pensaba preocupada mientras buscaba mentalmente algo que pudiera hacer con lo que tenía en la despensa.

Tomar decisiones, de eso se trata la vida, a diario tomamos cientos, miles de decisiones, si uno lo piensa es abrumador:


"Puedo hacer algo con cacao y Toddy, además tengo tiempo que no preparo muffins y a mi me encantan los muffins, no sé por qué no los hago más a menudo si me gustan tanto" me digo a mi misma mientras voy sacando el poco de harina que me queda, el azúcar que acabo de comprar por 6 mil bolos y el cartón de leche al que le queda menos de la mitad..."O quizás  deba ahorrarme todos los ingredientes para preparar otra cosa y comerme de una vez por todas el bendito cambur y listo" me susurra el intelecto al oído ¡suena lógico! y comienzo a devolver las cosas a su sitio.

El gato goloso - Muffins de banana, cacao y chispas de chocolate


El gato goloso - Muffins de banana, cacao y chispas de chocolate

Y parece mentira, terminé gastándome la poca harina que me quedaba, así como el azúcar y la leche. Todo para salvar a una triste banana que tenía sus horas contadas,  pero está demostrado que por mucho que intentemos usar el intelecto y la razón, las decisiones siempre se terminan tomando con otra cosa, llámese el factor afectivo, el corazón, la intuición...

Así que aquí les dejo estos muffings de cacao y banana suicida (que se salvó de broma) con los ingredientes que conseguí en mi despensa. Al final resultó que el corazón tenía la razón, porque resultaron buenísimos, satisfactorios y a todos les encantó.

No me gustan mucho las preparaciones con cacao, suelen quedar demasiado secas, pero estos bebés resultaron realmente húmedos gracias al cambur y en parte a la leche de soya (porque la de vaca me la guardé para el café). El agregado de Toddy es opcional, lo usé por que lo tenía a mano y les aporta ese sabor medio malteado característico del Toddy que tanto queremos.

El gato goloso - Muffins de banana, cacao y chispas de chocolate

El gato goloso - Muffins de banana, cacao y chispas de chocolate

Muffins de banana y cacao
 [Imprimir receta]



Ingredientes:

  • 230 g (1 y 3/4 de taza) de harina todo uso
  • 12 g (3 Cdas.) de cacao en polvo
  • 8 g (2 Cdas.) de Toddy en polvo (opción pero recomendable)
  • 5 g (1 y 1/4 cditas.) de polvo de hornear
  • 1 g (1 cdita.) de sal
  • 150 g (3/4 de taza) de azúcar
  • 1 huevo
  • 230 g (1 taza) de leche (yo usé 2 Cdas. de leche de soya y agua hasta completar 1 taza)
  • 1 Banana grande muy madura
  • 4 g (1 cdita.) de esencia de vainilla
  • 90 g (6 Cdas.) de margarina o mantequilla, fundida
  • 50 g (1/2 taza) de gotas de chocolate (o al gusto)


Instrucciones:

  1. Pre-calentar el horno a 180˚C, engrasar una bandeja para muffins grandes (así como este) o prepararlos con los respectivos capacillos de papel.
  2. Cernir la harina con el cacao en polvo, el toddy, el polvo de hornear y la sal, agregar el azúcar y las gotas de chocolate (guardar unas pocas para colocar en la superficie, se verán más apetitosos). Mezclar todos los ingredientes secos para integrarlos bien. 
  3. En otro recipiente mezclar los líquidos: el huevo, la leche, la vainilla y la margarina fundida junto con la banana machacada.
  4. Agregar los líquidos a los sólidos todo de una vez, mezclar a mano solo hasta integrar los ingredientes (no mezclar de más para no desarrollar el gluten de la harina, los muffins resultarían duros).
  5. Dividir la mezcla entre las seis cavidades del molde y colocar algunas gotas de chocolate en la superficie.
  6. Hornear de 25 a 30 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de los muffins, éste salga seco.
  7. Retirar del horno y dejar enfriar 5 minutos antes de pasarlos a una rejilla, dejar enfriar por completo.


Da para 6 muffins grandes
Llevo toda la vida luchando conmigo misma porque mi razón y mi parte emotiva nunca se ponen de acuerdo, hago matrices de decisión, lo pienso una y otra vez, incluso a veces -muy a menudo- decido no decidir nada (y no se lo recomiendo a nadie).

Una vez escuché a dos señoras que no podían decidirse a comprar una planta de orquídeas en una feria de flores. Todas eran hermosas y yo ciertamente nunca puedo decidirme por ninguna. Mayor fue mi sorpresa cuando escucho a una diciéndole a la otra "esto lo decidimos fácil, a ver: tin marín de dos pingüé..." y así salieron de los más contentas y sonrientes con su orquídea ganadora.

Quizás debería adoptar algún método como ese para decidir lo que ya no puedo postergar jajaja

¿Y tu? ¿tienes algún método efectivo para tomar decisiones?¿dejas que tu intuición decida por tí o eres del tipo racional? deja tu comentario más abajo!






Si te gusta algo de lo has visto y deseas recibir mis artículos 
directo en tu correo 
suscríbete aquí
tu correo:



10 comentarios

  1. jajajaja ayy Maru, como me has hecho reír... me siento taaannnn identificada!!! el detalle está en que uno pienso tanto que al final del día termina haciendo poco o nada en muchas ocasiones... por que? porque la loca de la azotea (la mente) es quien toma el control... es una hábito que hay que ir desestructurando de a poco... a mi me ha resultado hacerle caso a mi "sentir" al momento de tomar una decisión sin darle mucha cabida a la racionalidad.

    Con respecto a la receta, se ven divinos esos muffins y ya quiero probarlos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Nino, lo que generalmente ocurre es que cuando tomamos decisiones haciendo solo uso de la razón podemos terminar sintiéndonos muy mal. El corazón no siempre sabe lo que hace, aunque generalmente sí :)

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Que buena pinta tiene esta receta!, sin duda y con tu permiso me imprimo la recetica para hacerlo este sábado jeje. No conocía tu blog y me ha gustado así que me quedo siguiéndote, ¿pasarías por el mío y solo si te gusta te podrías quedar en el?.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arual, bienvenida a mi blog.

      Ya paso por allá, un saludo!

      Eliminar
  3. Pues la banana dio de sí ehh! A mi también me pasa lo de la toma de decisiones que muchas veces no es lo más apropiado o coherente pero mira, somos así jeje El resultado estupendo y sí, nada de tirar comida.

    besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es lo que somos y para bien o para mal tenemos que cargar con las decisiones que tomamos. Somos el resultado de todas las decisiones que hemos tomado en la vida, no tiene sentido culpar al destino, a la vida, a Dios, a nuestros padres...somos los únicos responsables de estar donde estamos en este momento.

      Un saludo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Ay Maru que risa me ha dado lo de "decido no decidir nada" jajajaja, no existe matriz de decisión que le gane a lo que diga tu corazón, tu intuición o el sexto sentido, mi consejo? Decidir siempre desde el Amor.
    Me encanta la receta, la voy a preparar y te aviso :)
    Un beso enorme al malandro que tienes n casa jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Adri, yo soy racional por naturaleza y me cuesta mucho hacerle caso a otro que no sea el cerebro jajaja

      Eliminar
  5. hola amiga, super encanta con tus recetas, me encantan, Dios te bendiga y gracias por compartir, y que paso con la banana??donde la grego?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doris,

      Olvidé incluirla!, listo ya está solucionado.
      Gracias por tu comentario, al menos hay alguien que ha leído completa la receta :D
      Un saludo

      Eliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog