23 de septiembre de 2010

Banana bread "sorpresa"

De Homemade

Si hay algo que admiro de la cultura japonesa es el gusto por el detalle, nadie como los japoneses ha sabido crear tales obras de arte cuando se trata de seducir al paladar a través de la vista (solo basta con ver un plato de sushi para entenderlo). Para mi el placer de comer comienza precisamente en la presentación, un anticipo que indique que nuestra experiencia culinaria solo puede ir in crescendo.

Cuando observamos un hermoso plato en seguida nos creamos ciertas espectativas sensoriales sobre su aroma, su sabor, su textura. Solo cuando el sabor supera aquello que hemos imaginado sentimos que nuestra comida ha sido sublime y que cualquier cosa ha valido la pena (como por ejemplo romper la dieta o dejar empeñado un riñón para poder pagar la cuenta). Afortunadamente no siempre lo sublime tiene que significar un gran sacrificio de nuestra parte, con moderación y un poco de imaginación podemos crear cosas que seguramente alegrarán el rostro (y el paladar) de aquellos afortunados que lleguen a probar nuestros platillos.

De Homemade
De Homemade

Por eso hoy he querido dar una presentación diferente a una de mis recetas clásicas y que de paso es una de las mas apreciadas por mis allegados (ellos lo llaman el maru´s famous) llevo años preparándolo en forma de cake pero recién ahora se me ha ocurrido hacerlo en forma de "sorpresa". Se trata de un cake de banana, dulce y aromático que contiene además chocolate y avellanas y que para nada es bajo en calorías, pero que bien merece la pena probarlo aunque solo comamos uno de estos bocaditos. Me he inspirado en Japón para hacer la presentación y aunque el contenido no tiene mucho que ver con los postres típicos nipones creo que han resultado lindos e ideales para regalar a alguien que en realidad se lo merezca, y eso por su puesto, también nos incluye a nosotros mismos.

Ingredientes:
180 g de harina todo uso
1  1/2 cdita. de polvo leudante
1 cdita. de levadura en polvo
1 pizca de sal
1/2 cdita. de canela molida
170 g de azúcar morena
3 huevos a temperatura ambiente
150 g de mantequilla o margarina sin sal (fundida)
2 bananas maduras
70 g de pasitas
80 g de avellanas tostadas y troceadas
50 g de chispas de chocolate

Sumergir las pasas en agua por 30 minutos antes de comenzar. Pre-calentar el horno a 180 oC.

En un recipiente batir a mano los huevos y el azúcar hasta que la mezcla espume y duplique su volumen.

En otro recipiente cernir la harina, el polvo de hornear, la levadura, la sal y la canela en polvo. Añadir a la mezcla de huevo y azúcar en tres partes alternando con la mantequilla fundida. Incorporar las bananas hechas puré, las chispas de chocolate, las pasitas y las avellanas de forma suave y envolvente.

Hornear en un molde de cake engrasado y enharinado por espacio de 50 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga seco. Retirar del horno y dejar enfriar 10 minutos. Desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Yo he utilizado para la presentación crema de limón (lemon curd) y una ruedita de banana cubierta con azúcar y caramelizada con un soplete de cocina ¡sublime!

De Homemade

18 de septiembre de 2010

Mermelada de Guayaba

Cuando pienso en desayuno no puedo evitar pensar en cosas dulces: panquecas, cereales, pan tostado con mermelada y queso...necesito de algo dulce para poder comenzar bien el día, eso y una buena taza de café.

Esta receta de mermelada no puede ser mas fácil, y aunque detras de la preparación de una buena mermelada hay toda una ciencia que la sustenta y que hace que se produzcan resultados aceptables, hoy no quiero hablar sobre PHs, grados Brix ni porcentajes de peptina (sin embargo para los mas puristas y quisquillosos como yo que andan por la vida preguntandose el porqué de las cosas, aquí dejo este pequeño curso sobre elaboración de mermeladas). Hoy simplemente quiero compartir una receta que gustará a todos los amantes de los desayunos dulces.

De Homemade
De Homemade

La guayaba suele consumirse en batidos de frutas y mermeladas. Tambien suele prepararse en almibar y servirlas acompañadas de queso crema Philadelphia (es el postre favorito de algunos). El hecho es que la guayaba en cualquier forma de dulce se acompaña muy bien con algunos tipos de queso, sobre todo quesos blandos frescos como el queso crema, queso guayanes, telita o queso de mano. (Por cierto, si se encuentran en España y desean saber a qué saben estos quesos deliciosos sepan que existe una fábrica de quesos venezolanos en Asturias. La información aquí ).

La guayaba es rica en vitaminas A, B y C, ademas dicen que entre sus beneficios nutritivos incluye el hecho de ayudar a bajar los niveles de colesterol malo.

De Homemade
De Homemade

Ingredientes:
2 Kg de guayabas maduras
el jugo de 1 limón
azúcar.
Envases de vidrio con tapa.

Instrucciones:

  1. Lavar las guayabas y hervirlas enteras sin pelar en abundante agua fresca.
  2. Una vez ablandada la fruta (1 hora aproximadamente) retirar del fuego y dejar que enfríen a temperatura ambiente dentro de la misma olla con agua.
  3. Pasar las guayabas por un pasapuré o un procesador de alimentos hasta elaborar un puré con la pulpa.
  4. Pasar el puré por un colador fino o un tamíz para separar la pulpa de los restos de concha y semillas.
  5. Pesar la pulpa separada, verterla en una olla alta de acero o cobre (no de aluminio) y añadir 65% del peso de la pulpa en azucar, es decir si la pulpa pesa 1500 g añadir 975 gramos de azucar (0,65x1500=975)
  6. Añadir el jugo de limón y cocer a fuego alto hasta que espese revolviendo constantemente con una paleta de madera para que no se pegue.

Mientras tanto, para preparar los envases se deben lavar bien previamente con agua y jabón.
  1. Poner a hervir una olla grande con agua, introducir los envases y las tapas y dejarlos en el agua hirviendo al menos 15 minutos.
  2. Una vez la mermelada obtenga la consistencia deseada sacar los envases del agua y secarlos con un paño limpio y seco.
  3. Llenar los envases con la mermelada caliente hasta el borde superior. Tapar y refrigerar.


Da para 3 frascos de mermelada de 250 gr c/u (aproximadamente)

De Homemade

8 de septiembre de 2010

Quesadillas

De Homemade

Esta receta debí publicarla el fin de semana pasado pero entre una cosa y otra no he podido hacerlo. Y es que una seguidora de este blog, Johanna Castro, me escribió para que le facilitara la receta de las quesadillas. Las quesadillas a las que me refiero no son las mismas que conseguimos en la comida mexicana, las de aquí, originarias de la región andina, son panes planos con forma de estrella y a veces con forma redonda, que vienen cubiertos con una mezcla entre salada y dulce debido a la combinación de queso y azúcar que llevan por encima.

En general no suelo comerlas en la calle, principalmente por el enorme tamaño en que suelen realizarse; yo intenté hacerlas mas pequeñas que las elaboradas en mi curso de panadería y sin embargo crecieron desmesuradamente hasta alcanzar un diámetro de 16 cm. Seguro que cualquier niño sonreiría con semejante dulce (yo no pude dejar de hacerlo cuando las vi salir del horno apretadas unas con otras luchando por un poco de espacio en las bandejas) pero para mi con un trozo mas pequeño basta.

Tampoco pude lograr la tan preciada forma de estrella, la masa insistía en no pegarse a pesar de haber añadido huevo en la zona donde se debe plegar. Esta masa debe quedar dura para que pueda mantener la forma, la mía quedó mas bien suave, y pienso que quizás debido a que la amasé demasiado en la batidora por estar distraida fregando platos :S


De Homemade
De Homemade

Sin embargo han quedado muy sabrosas, tienen un sabor a anís que nos hace recordar a los queridos golfeados y son ideales para consumirlas calientes o tibias, el mismo día de su elaboración. Espero que esta receta le funciona a Johanna y que pueda matar el antojo que tenía de saborearlas luego de que su amigo dejara de traérselas desde San Cristóbal.

Ingredientes para el relleno:
Queso blanco duro: 250 g
Huevos: 1
Azúcar:250 g
leche en polvo:30 g
Miel:20 g
Esencia de anís: 1/4 de cdita.

Rallar finamente el queso y mezclar con el resto de los ingredientes. Reservas hasta su uso.

Ingredientes para la masa:
Harina todo uso (no leudante): 600 g
Agua:180 g
Levadura instantánea: 15 g
Sal: una pizca
Huevos: 1
Mantequilla o margarina:40 g
Miel: 5 g
Esencia de vainilla: 1/4 de cdita.
Azúcar: 100 g
Esencia de anís: 1/4 de cdita.
Leche condensada: 35 g
Leche en polvo: 15 g

Indicaciones:
Pre-calentar el horno a 180 grados centígrados. Engrasar dos o tres bandejas de horno.

En una batidora de trabajo pesado con el aditamento de gancho incorporado(yo uso una Kitchen Aid) mezclar todos los ingredientes de la masa hasta obtener una masa lisa y algo dura (5 a 6 minutos). Dejar reposar por espacio de 15 minutos y manipular enseguida.

Sobre una superficie lisa (no requiere engrasarla) dividir la mas en porciones de 120 g (o 60 g si se desean mas pequeñas) y formar bolitas con cada porción. Cubrirlas con un paño de cocina para que la masa no se seque mientras se trabaja una por una.

Con la ayuda de un rodillo extender cada bolita de masa hasta formar un disco. Pintar con huevo batido el borde del mismo, y con la ayuda de los dedos crear pliegues equidistantes para formar una base parecida a la de tartaletas.



Añadir una cucharada del relleno de queso y pintar los bordes con mas huevo batido. Colocar cada quesadilla en la bandeja engrasada manteniendo una separación de 3 cm entre cada una.

Hornear por 15 a 20 minutos hasta que la masa y el relleno adquieran un color dorado como los rayos del sol :)

Dejar enfriar un poco y consumir con una rica taza de café con leche o un vasito de leche fría.

Da para al menos 10 quesadillas grandes


De Homemade
De Homemade
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...