25 de junio de 2010

Galletas de avena chipi-chipi bom bom

De Homemade


¿De donde viene la inspiración? dificil de decir, cualquier cosa sirve para inspirarnos, por ejemplo ¿qué tiene que ver el diseño del sigo XIX, las canciones de Chary García y la tipografía moderna?¿cómo se relacionan estas cosas con un blog de postres? y más curioso todavía ¿esta no es una receta de galletas de avena?

Yo particularmente tengo cierta fascinación por los diseños vintage, el Art Nouveau (o Modernismo como se llamó en España) es uno de mis favoritos, esas formas orgánicas y sinuosas que recuerdan a la naturaleza misma son encantadoras.

Viendo ediciones que aun conservo de El Cojo Ilustrado (una revista cultural que circuló a finales del siglo XIX y principios del XX aquí en Venezuela) decidí diseñar, guardando las distancias, algo que pareciera vintage pero con un toque moderno en la tipografía y en el mensaje. Yo no sé nada de diseño, pero me divierto mucho pensando en hacer este tipo de cosas, como la etiqueta que hice para una lata de mentitas, o aquellos vestidos para cupcakes que publiqué anteriormente. Este tipo de cosas que no se consiguen en ninguna parte (bien sea porque aquí no se fabrican, no se importan o simplemente a nadie se le ha ocurrido fabricarlos) realmente me alegran el día, sobre todo al ver la sonrisa y la sorpresa de aquellos que reciben estas pequeñas tonterías.

De Homemade

Así que me propuse hacer unas bolsitas para regalar estas galletas de avena que son dulces, crujientes por fuera y jugosas por dentro. Apropiadas para grandes y pequeños y con una buena dosis de fibra y vitaminas que harán sentir bien a cualquiera que se preocupe por su bienestar y el de su familia, ideales con vaso de leche fría.

¡Ah! y si se preguntan de donde viene el nombre de estas galletas, pues la culpa la tiene Charly García con su Chipi Chipi que la tengo pegada en la cabeza desde hace días. ¿vieron que sí se relacionan? curioso cómo funcionan los procesos creativos ¿no?

De Homemade

De Homemade


Galletas de Avena

Ingredientes:
115 g de mantequilla a punto de pomada
100g de azúcar moreno
115 g de azúcar blanca
1 huevo, ligeramente batido
4 cucharadas de agua
2 cditas. de esencia de vainilla
100 g de harina leudante
1 cdita. de sal
250g de avena en hojuelas
100 g de pasitas

Indicaciones:
Pre-calentar el horno a 180oC. Preparar dos bandejas con papel encerado

Con la batidora eléctrica, batir la mantequilla y con los azúcares hasta acremar, añadir el huevo y batir hasta integrar por completo. Añadir el agua la vainilla y posteriormente el resto de los ingredientes.

Con la palma de las manos formar bolitas del tamaño de una nuez (o del tamaño que prefieran). Colocarlas en la bandeja dejando espacio entre ellas para que se expandan al hornearlas. Hornear por 15 minutos o hasta que adquieran una consistencia firme, pero todavía cedan algo al presionarlas con el dedo. Dejar enfriar en la bandeja por unos minutos y luego dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Una vez frias guardar en un recipiente hermético.

Da para 20 galletas

PD: Si las galletas son para adultos se puede reducir la cantidad de azucar en 30 g, remojar las pasas en algun licor (brandy o ron) por 1 hora y sustituir el agua por el mismo licor. Quedan deliciosas.

De Homemade

19 de junio de 2010

Mi dominio se rompió snif, snif

Listo! El gato goloso ha vuelto, un cambio de servidor en mi proveedor de dominios produjo la falla GRRRRRR


Aquellas personas que me siguen a través del dominio www.elgatogoloso.com, sepán que se encuentra caído desde ayer en horas de la tarde, por ahora solo puedo colocar el acceso a través de blogspot y esperar hasta que resuelvan el problema (espero que para el día lunes)

No estén tristes, para triste estoy yo :(

13 de junio de 2010

Cake de zanahoria y nueces

De Homemade

Dicen que el ocio es la madre de todos los vicios. En mi caso, dado que ya no veo televisión (ya vamos para dos semanas desde que se dañó la nuestra y se encuentra en el taller esperando por repuestos) he tenido mucho tiempo libre de desarrollar mis vicios favoritos: leer, tomar fotos, dedicarle tiempo a mis plantas, cocinar y hacer cosas como esta tratando de revivir mi antiguo blog abandonado justo después de la muerte de mi gatita Zoe hace ya año y medio.

Pero como El Gato Goloso solo sabe de comida, aquí les dejo esta receta sencillísima, llena de sabor y de vitaminas. Se trata de un cake de zanahoria, aliñado con especias varias dificiles de descubrir y cuyo exterior sorprende agradablemente por la textura crujiente y el sabor que aportan las semillas de ajonjolí. Por cierto que la palabra me encanta, si tuviera un perro u otro gato lo llamaría con ese nombre, es que ya me lo imagino: Ajonjolííí ven a comeeeer, lindo ¿no?

De Homemade


De Homemade

La receta no puede ser mas sencilla, si no tienen o no pueden o no les gusta el sabor de las especias, pueden sustituirlas por vainilla o canela sola, pero les aseguro que perdería ese no-sé-qué que lo hace a uno preguntarse con cada bocado "¿qué será lo que contiene mmm?"


Ingredientes:
200 g de harina de trigo todo uso
2 cditas de polvo leudante
2 huevos a temperatura ambiente
125 g de mantequilla (fundida y no muy caliente)
125g de azúcar
1 pizca de sal
250 g de zanahorias ralladas
60 g de nueces troceadas
1/2 cdita. de 7 especias*
semillas de ajonjolí (sésamo) para la cubierta

Instrucciones:
Pre-calentar el horno a 180 grados centígrados.

Untar con mantequilla un molde rectangular para cake y cubrirlo completamente con semillas de ajonjolí, invertir el molde para separar las semillas que no se adhirieron.

Cernir la harina, el polvo de hornear, la sal y las 7 especias. Reservar.
Batir los huevos y el azúcar con un batidor manual hasta que espumen y doble su volumen, añadir poco a poco la harina y la mantequilla fundida. Agregar las zanahorias y las nueces mezclando (sin batir!) cuidadosamente hasta obtener una mezcla homogenea. Verter en el molde preparado y hornear por 50 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio.

Dejar enfriar 15 minutos, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla metálica. Puede conservase en el refrigerador tapado hasta por 5 días o congelarse por 4 semanas.

*Las 7 especias es una combinación de ingredientes que puede variar de una casa a otra. En mi caso utilicé una mezcla de los siguientes ingredientes: canela, clavo, nuez moscada, cardamomo, guayabita, jengibre en polvo y pimienta negra. La proporción de canela debe mayor que el resto de los ingredientes. Excelente para añadir a pays, muffings, panes y como en este caso, cake de zanahoria.


De Homemade

9 de junio de 2010

Mini torta de chocolate para Juan

De Homemade


El mes de Junio es el mes de los cumpleaños, los primeros días son una verdadera locura: Juan (mi pareja, que insiste en llamarse así mismo Raffo y por eso nunca voltea cuando lo llamo: Juaaan), mi mamá, mi sobrina, el novio de mi hermana, una amiga, otra amiga, un compañero de trabajo....y todos en la primera semana de junio!! En fin, que nunca da tiempo de celebrarlo con todos los que quisiera y menos si tienes que trabajar en las noches y perderte la torta de cumpleaños de alguno, pero ni modo.

Este año no ha habido regalos, la crisis está pegando en nuestros bolsillos y vaya que golpea duro, una inflación que sobrepasa de 30% anual, cero aumento de sueldo hasta la fecha, una política fiscal y económica que mas bien parece ir dando tumbos de un lado a otro como una gallina sin cabeza. Lo mas que puedo ofrecer son postres preparados por mi, así que le prometí a Juan una torta, le pregunté de qué sabor la quería y este ha sido el resultado: un bizcocho de cacao embebido en licor de arándanos, mermelada de moras y mousse de chocolate amargo.

Si no han probado el chocolate de Venezuela sepan que se están perdiendo de disfrutar uno de los mejores chocolates del mundo. La especie cultivada aquí (del tipo criollo) es utilizada para mejorar el sabor de otros tipos de chocolate, nuestro chocolate es amargo y oscuro con un aroma persistente. Esta torta es pequeña en tamaño (14 cm de diámetro) pero intensa en sabor, apta para los fanáticos del chocolate que saben reconocer un buen cacao y que disfrutan de su sabor amargo y dulce a la vez.

De Homemade


Para el bizcocho:
1 y 1/2 taza de harina todo uso
6 Cdas. de polvo de cacao natural sin azúcar
2 cditas. de polvo de hornear
1/4 cdita. de bicarbonato de sodio
1/4 cdita. de sal
1 taza de azúcar blanca
1/4 taza de aceite vegetal
1 huevo
2 cditas. de esencia de vainilla

Precalentar el horno a 180 grados centígrados. Engrasar y enharinar 3 moldes de 13 cm (5 pulgadas)

En un cuenco tamizar juntos la harina, el cacao, el polvo de hornear, la sal y el bicarbonato. Añadir el azúcar y mezclar bien.

En una taza graduada, medir el aceite, añadir el huevo y la vainilla, mezclar con un tenedor y agregar a la mezcla de ingredientes secos, añadir una taza de agua (yo utilicé leche). Mezclar ligeramente hasta que los ingredientes secos se humedezcan (1 minuto aproximadamente). Colocar la mezcla en los moldes y hornear por 30 minutos o hasta que al insertar un palillo en el medio éste salga seco.

Dejar enfriar por 15 minutos, desmoldar y dejar enfriar completamente. Una vez frio emparejar la parte superior de los bizcochos con un cuchillo aserrado (pueden envolverse en papel antiaderente y refrigerar por varios días o congelar por un mes para su uso posterior).

Para la mousse:
Esta mousse consta de dos preparaciones: ganache de chocolate y merengue italiano, da para una buena cantidad que si sobra se puede guardar en vasitos, refrigerar y consumir luego.

240g de chocolate amargo (72%)
240g de crema de leche
2 Cdas. de licor de arándanos (puede ser cualquier otro licor, ron, etc)
6 claras de huevo
1/2 taza de azúcar

mermelada de mora para el montaje

Preparar el ganache:
Trocear el chocolate y reservarlo en un recipiente.
Calentar la crema de leche sobre el fuego en una olla pequeña hasta que las primeras burbujas de hervor aparezcan en el borde de la misma.
Añadir la crema de leche sobre el chocolate, dejar reposar 30 segundos para que el calor derrita el chocolate y mezclar con una espátula de goma hasta integrar la mezcla por completo. Añadir el licor, mezclar bien y reservar.

Preparar el merengue italiano*:
Calentar el azúcar con 1/4 de taza de agua y unas gotas de limón en una olla pequeña, cuando empiece a hervir comenzar a batir las claras a punto de nieve en una batidora con base fija (yo uso una kitchen aid) . Cuando el almíbar alcance el punto de bola blanda (116 oC) bajar la velocidad de la batidora al mínimo y por un costado de la misma añadir el almíbar caliente muy lentamente. Aumentar la velocidad de la batidora a 8, batir hasta que el merengue se enfríe y llegue a temperatura ambiente.

*yo prefiero utilizar merengue italiano porque evita el uso de claras de huevo crudas en la preparación final, pero si no les molesta o encuentran claras pasteurizadas pueden hacer un merengue francés común y corriente batiendo las claras con el azúcar hasta obtener picos suaves.

Preparar la mousse:
Mezclar una parte de merengue italiano con el ganache para aligerarlo un poco, una vez bien integrados añadir por partes el resto del merengue mezclando de manera suave y envolvente hasta lograr una preparación homogenea. Enfriar sobre un baño de María invertido (es decir, en un recipiente lo suficientemente grande colocar agua fría y cubitos de hielo, para sumergir el recipiente que contiene la mousse) removiendo constantemente hasta que espese y obtenga una contextura untable y manejable (si se enfría demasiado costará mucho untarla sobre el bizcocho)

Montaje:
Preparar un almíbar ligero calentando 5 cucharadas de mermelada de mora con un chorrito del licor escogido. Con una brocha embeber el primer bizcocho con el almíbar tibio (no mucho para que no se deshaga). Extender una capa gruesa de mousse, untar el siguiente bizcocho con mermelada de mora y colocar esta cara sobre el primer bizcocho cubiertro de mousse.

Aplicar mas almíbar sobre la segunda capa y repetir el proceso. Cubir por los lados con una capa de mousse y dejar enfriar en la nevera (frigorífico) hasta consumir.

Sé que parece algo laboriosa, pero con solo ver la cara de satisfacción de mi querido Juan al probar cada bocado, supe que bien valió la pena el esfuerzo.

De Homemade

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...