22 de marzo de 2010

Dulcería criolla: Buñuelos de yuca

De Homemade


Si, lo sé, he dejado este espacio un tanto... mmmm...abandonado. Y es que mi horno se encuentra en cuarentena hasta que pase un poco el calor de estos días. Sin embargo quiero recompensarlos por mi desdén con una receta típica de aquí y que también es propicia para aquellos intolerantes al gluten, se trata de los populares buñuelos de yuca, que solía comer de niña bañados en un espeso almíbar de papelón oscuro, dulce y especiado. Todo el sabor de mi tierra contenido en un pequeño cuenco.

La yuca (también conocida como tapioca o mandioca) de la cual solo consumimos la raíz, es originaria de Sur América y es uno de los alimentos mas importantes de la región desde la época precolombina, los indígenas ya preparaban el casabe antes del descubrimiento, una especie de torta o pan que aun hoy día es sumamente popular en nuestro país y que incluso ha llegado a convertirse en un alimento gourmet con calidad de exportación.

Se trata pues de un arbusto cuya raíz puede llegar a medir un metro de largo, de concha dura y aspecto leñoso. Existen dos variedades de yuca: una dulce con la que se preparan los buñuelos y otra amarga y venenosa, utilizada para hacer el casabe luego de procesarla y exprimirla para extraerle todo el veneno. En Venezuela se cultiva en diferentes regiones y es el acompañante por excelencia (frita o hervida) de cualquier parrilla que se respete. Incluso recuerdo de pequeña que nuestros vecinos tuvieron una planta que lograron cultivar con resultados verdaderamente sorprendentes si consideramos que vivíamos en la planta baja de un edificio de apartamentos en el oeste de la ciudad. Los vi cultivar la planta en el pequeño patio que compartíamos y aun recuerdo mi asombro al ver sacar semejante especimen de un terreno tan reducido y árido como aquel ¡¿cómo era posible que debajo del suelo donde solía jugar con tierra se encontrara aquella cosa gigante sin yo imaginarmelo?!

De Homemade


El principal ingrediente de esta receta lo compré hace poco visitando un pequeño mercado popular en Bello Monte, que solo funciona los fines de semana. Allí conocí a un vendedor que ante mi pregunta de "¿estará buena esa yuca?" me comentó que "¡por su puesto!, esa la cultivó mi tío, el mismo que se hizo rico y así de rápido lo perdió todo" y que por consiguiente terminó cosechando esta planta entre otras cosas.

Mala suerte la del tío aquel, pero gracias a eso estamos el resto de los ciudadanos que visitan aquel mercadillo disfrutando una de las mejores yucas de la zona*

* [venezolanos: sé en lo que están pensando, ya los veo a todos con una sonrisa pícara en sus caras, jajaja]

De Homemade


Para el almíbar de papelón:
1 tazas de papelón rallado (también conocido como panela, chancaca, raspadura o piloncillo)
1/2 taza de agua
3 clavos de olor
1 ramita de canela

Para los buñuelos:
1 kg de yuca
2 huevos
1 pizca de sal
aceite suficiente para freír

Instrucciones para el almíbar:
Llevar al fuego el agua, el papelón, los clavos y la canela hasta derretir y producir un almíbar espeso. Retirar del fuego, colar y reservar hasta el momento de servir.

Instrucciones para los buñuelos:
Pelar y trocear la yuca, cocinar en abundante agua hasta ablandarla (1 hora mas o menos dependiendo de la dureza).
Procesar el producto con un tenedor o un procesador de alimentos hasta obtener un puré suave. Añadir el huevo y la pizca de sal hasta integrar.
Con las manos húmedas hacer bolitas y colocarlas sobre una bandeja cubierta de papel encerado. Calentar a fuego fuerte** el aceite y freír hasta dorar. Dejar enfriar sobre un cuenco con servilletas de papel para que absorban el aceite sobrante.

Disfrutar calientes bañados en el almíbar de papelón.


** Fuego fuerte quiere decir no más de 180 grados centígrados, siempre me pregunté que ocurriría si el aceite llegaba a un punto mas alto de lo que indican los termómetros de aceite como punto máximo, y ya sé lo que ocurre: los buñuelos estallarán y dejarán un reguero de yuca y aceite por toda la cocina el piso y tu cabeza!!. Peligroso, muy peligroso, así que no lo intenten en sus casas por favor.

De Homemade

6 de marzo de 2010

Ponquesitos de limón y coco

De Homemade


Estos ponquesitos (aquí se les dice así) o magdalenas o cupcakes son en realidad pequeñas tortas de coco rellenas de una suave crema de limón y decoradas con coco rallado y tostado. Dependiendo de cómo se adornen son ideales para celebrar la pascua, un cumpleaños infantil o cualquier otra ocasión.

Antes de proseguir quiero hacer una aclaratoria: lo que aquí y en algunos países de lationamerica, denominamos limón (fruto cítrico del genero Citrus, de color verde- sí, verde que no amarillo) es lo que comúnmente se conoce en España y otras regiones hispanoparlantes como lima (esa misma que aquí es de color amarillo y que en Venezuela practicamente se encuentra desaparecida hace años), es decir, que la lima es limón y viceversa dependiendo del lugar de donde provengas. Que enredo ¿no?

Para ser mas clara les comento que, sin importar cómo lo llamen, esta receta lleva los cítricos de color verde y piel lisa. Esos que verán en las siguientes fotos del paso a paso que he hecho especialmente para Pequerecetas, un blog maravilloso que se dedica a difundir la buena alimentaron para los mas pequeños de la casa, tiene un diseño fresco y encantador y está lleno de buenas ideas y consejos que ayudarán a mas de una madre desesperada por intentar que sus hijos coman algo.

En resumen, que todos hablamos el mismo idioma y sin embargo a veces nos cuesta hacernos enterder, de todos modos sientanse libres de usar en esta receta el limón como lima y viceversa, creo que con cualquiera de los dos quedará igual de buena :D



Ingredientes para la crema de limón (Lemon curd):
la ralladura de los limones
1. Jugo de limón (o lima, ya saben a que me refiero): 1/4 de taza (3 unidades aproximadamente)
2. Azúcar blanca: 2/3 de taza
3. Mantequilla sin sal: 50 gr o 1/2 barra
4. Huevos: 3 unidades


Ingredientes para la torta:
5. Harina: 2 y 1/2 tazas
6. Azúcar blanca: 1 taza
7. Mantequilla sin sal: 150 g o 1 y 1/2 barra
8. Vainilla: 2 y 1/4 de cucharadita
9. Sal: 3/4 de cucharadita
10. Polvo de hornear o leudante: 2 y 1/4 de cucharadita
11. Leche de coco*: 1 y 1/3 de taza
12. Huevos: 3 unidades

* la leche de coco no es lo mismo que el agua de coco, puede conseguirse en establecimientos especializados y algunos supermercados o puede prepararse en casa licuando la pulpa del coco y el agua que contiene por un buen rato, puede añadirse agua común en caso requerido, luego colar la mezcla y reservar hasta su uso.

Para decorar:
Frostin, betún o glaseado (yo utilicé uno comprado listo para usar, pero pueden reemplazarlo por merengue italiano, crema de mantequilla o cualquier otro de su preferencia)
coco rallado y ligeramente tostado
almendras de colores


Instrucciones para la crema de limón:
En un recipiente no reactivo (preferiblemente de acero inoxidable o vidrio) agregar los huevos y el azúcar. Mezclar vigorosamente por 1 minuto. Agregar el jugo y la corteza de limón y mezclar otro minuto mas. Llevar a un baño de María y remover constantemente con una paleta de madera o de goma hasta que espese (10 a 15 minutos). Agregar la mantequilla en trozos, uno a la vez, hasta que se disuelva en la mezcla antes de agregar el próximo.



Mezclar hasta llegar a punto de nape, es decir, hasta que esté espeso y al pasar el dedo por el dorso de la paleta éste la deje limpia sin que se unan los bordes.

Remover del fuego y pasar la mezcla por un tamiz o colador fino. Refrigerar al menos 2 horas o hasta 4 días. Da para 1 taza.

Instrucciones para los ponquesitos:
Tener todos los ingredientes a temperatura fresca (no digo ambiente porque aquí estamos alrededor de los 28 oC y ninguna mantequilla aguanta tanto, me refiero a unos 20 a 23 oC)

Precalentar el horno a 180 oC
Prepara los moldes para ponquesitos

En una batidora mezclar la mantequilla y el azúcar hasta acremar, añadir la esencia de vainilla e incorporar los huevos uno a uno integrando completamente antes de agregar el siguiente.

Cernir la harina, la sal y el polvo de hornear, añadir a la mezcla de azúcar y huevo en tres partes alternando con la leche de coco. Mezclar bien en cada adición.




Con la ayuda de una cucharilla para servir helado (dos curillas normales tambien sirven) llenar los moldes hasta 3/4 partes de su capacidad. Hornear por 35-45 o hasta que insertar un palillo este salga limpio.

Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Decoración final:
Para armar los ponquesitos, hacer un corte en diagonal sobre la tapa del mismo para extraer un cono de torta. Rellenar con crema de limón y tapar nuevamente (también puede recortarse parte del cono y dejar solo la tapa, así les cabe más crema, jummm)




Cubrir los ponquesitos con betun, crema de mantequilla o cualquiera de su preferencia, rociar con el coco tostado y decorar con almendras de colores, caramelos, gomitas o cualquier golosina que tengan a mano (este paso pueden dejárselo a sus niños, seguro les encantará ayudar)



Da para 6 ponquesitos grandes** o 12 de tamaño estandar

** ponquesitos grandes suena contradictorio, pero así somos por este lado del mundo

De Homemade


De Homemade

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...