5 de abril de 2010

Bagels

De Homemade

Cuando pienso en bagels pienso en Nueva York, sii ya sé que fueron inventados en Europa, pero la primera vez que los probé nos encontrábamos en Nueva York. Fue nuestro primer viaje a la Gran Manzana, había un pequeño establecimiento al cruzar la esquina de nuestro hotel con el calificativo de "Balgelry", la calle no era precisamente bonita, llena de cajas, avisos, autos y basura. Era otoño y salía vapor por la chimenea de latón que coronaba al establecimiento.

En aquel pequeño antro se aglomeraba la gente a pedir esta delicia de pan con cualquier tipo de relleno. Salían calientes y reconfortaban el cuerpo porque hacía frió en la calle, grandes y brillantes por fuera, cubiertos de sal gruesa, ajonjolí, semillas de amapola o todas las anteriores. De concha gomosa (o chewy - como dicen por allá) y rellenos a más no poder. Mis favoritos eran los de canela, ligeramente dulces y rellenos de queso crema, mucho queso crema. Nos desayunabamos uno y ya estábamos listos para salir a explorar la ciudad, esa ciudad alucinante, a ratos hostil, atropellada e insomne, pero a la vez fascinante, llena de museos, restaurantes, arte, y gente de todas partes del mundo. Podría pasarme la vida comiendo un tipo de comida diferente cada día y no tener que repetir ningun restaurant. Imposible no quedarse parado con la boca abierta contemplando la altura de sus rascacielos, afortunadamente pude tomarme una foto posando junto a las desaparecidas torres gemelas. Aun faltaban varios años para que desaparecieran del mapa.

Desde entonces he intentado hacer bagels en varias oportunidades, en mi curso de panadería los hicimos y quedaron sabrosos, aunque nunca iguales a los que comí por allá. Esta receta que traigo hoy se asemeja mucho a los que yo recuerdo, la tomé del libro "Pan" de Williams-Sonoma, aunque añadí algo de masa madre natural que tengo guardada como un verdadero tesoro desde hace varias semanas. El aroma y la complejidad de sabor que agrega no se puede describir, pero a mi me recuerda el olor de esos primeros bagels que comíamos de pie en el mentado tugurio mientras veía salir el vapor de humo de la chimenea de latón.

Ingredientes:
Harina: 860 g (5 1/2 tazas)
Agua: 500 ml (2 tazas, a 40 oC aprox.)
Levadura instantánea seca en polvo: 4 cucharaditas
Aceite vegetal: 2 cucharadas
Sal: 1 cucharada
Azúcar: 2 cucharadas
Masa madre: 100 g (opcional)
Gluten de trigo (opcional): 2 cucharadas (aquí ni si quiera es una opción, seguro pregunto en algún establecimiento y me verán como si acabara de llegar de otro planeta)
Aceite en aerosol

Para el baño de los bagels: 1 cucharada de bicarbonato de sodio
Para pintar los bagels: 1 clara de huevo batida con 1 cucharada de agua hasta que espume
Para adornar: Semillas de ajonjolí(o sésamo, es lo mismo), semillas de amapola, sal marina.

Instrucciones:
En una batidora de trabajo pesado (yo utilizo una kitchen-aid) con el aditamento de paleta mezclar el agua, el azúcar, la levadura, el aceite, 2 tazas de harina y el gluten (opcional)hasta acremar. Añadir el resto de la harina, 1/2 taza a la vez hasta integrando por completo hasta que la masa se separe del tazón.

Cambiar el aditamento de la batidora por el gancho de amasar, añadir la sal y la masa madre (opcional)y amazar a baja velocidad hasta desarrollar el gluten (6 minutos aproximadamente) hasta que la masa se torne elástica, añadiendo una cucharada de harina a la vez si la masa está muy húmeda.

Dejar la masa en el tazón y tapar holgadamente con plástico antiaderente. Dejar fermentar en un lugar cálido hasta que duplique su tamaño.

Forrar dos bandejas de horno con papel encerado y barnizarlo con bastante aceite. Voltear la masa en una superficie enharinada y dividirla en 4 partes iguales. Dividir cada parte en 3 piezas (al final obtendrá doce piezas de masa). Hacer una cuerda con cada trozo rodando la maza entre las palmas de las manos y formar una especie de dona (esa forma se denomina toroide) uniendo las puntas y girando la masa para que pegue.

Colocar los bagels en las bandejas dejando al menos 5 cm de separación entre ellos. Cubrir con plástico antiaderente y refrigerar de 12 a 24 horas. Retirar del refrigerador 30 minutos antes de continuar.

Mientras los bagels se esponjan, preparar el baño de agua. Llenar hasta 2/3 una olla ancha y grande (yo utilizo una tortera de 35 cm de diámetro) hervir el agua y añadir el bicarbonato de sodio. Reducir el fuego a medio para mantener un hervor ligero. Precalentar el horno a 220 oC.

Usando una espumadera sumergir los bagels en el agua. Bajarán al fondo y volverán a subir a la superficie. Una vez que floten, darles la vuelta y cocinar por el segundo lado durante 2 minutos.

Usando la espumadera pasar los bagels a una toalla de cocina seca para escurrirlos. Colocarlos en una bandeja de horno engrasada manteniendo una separación de 3 cm entre cada uno. Barnizar los bagels con la clara de huevo y espolvorear con la(s) cubierta(s) deseada(s). Hornear de 16 a 20 minutos hasta que estén dorados. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla hasta que enfríen por completo.

Da para 12 bagels grandes


De Homemade

24 comentarios:

  1. Me gusta mucho lo que escribes y como lo escribes. Yo nunca he comido de esos pancitos, pero se ven ricos.

    ResponderEliminar
  2. Deliciosos Mavele! la primera vez que probé estos pancitos deliciosos fue también en USA, aquí los como a veces en una tienda que se llama New York Bagels, una famosa cadena... son riquísimos. Acertadísimo el uso de masa madre.... mmmm otra receta tuya para experimentar.
    saludos,

    ResponderEliminar
  3. Mavele me encanta lo que haces, me puedes informar en donde compras las semillas de amapola, las veces que las he solicitado en alguna tienda me ponen los ojos en blanco
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Mavele, preciosas fotos, como siempre, y esos bagels que ahora con el café dicen cómeme... ñam ;-D
    Yo he probado bagels por aquí, pero cuando pueda compararlos con los de Nueva York (que será dentro de no mucho, yippi) podré saber si los hacen tan ricos como los de allí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Bellos tus bagels! y claro, como ir a NY y no probar los bagels! sería imperdonable.
    un beso
    Gaby

    ResponderEliminar
  6. Creo que es el pan que que mas se hace en casa. Justo anoche deje hechos para el almuerzo de hoy. Algun dia ire a NY y los probaré alli. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Buenos días Mavele, como siempre nos regalas un post genial, unas fotos divinas y unas recetas impresionantes. La felicitamos de todo corazón.

    ResponderEliminar
  8. Que buena pinta tienen estos bagels! Sin duda los tenemos que probar...

    ResponderEliminar
  9. Nunca he hecho bagels pero doy buena fe de que los neoyorquinos son riquísimos! tu receta genial!

    ResponderEliminar
  10. Qué maravilla de bagels y de fotos, y gracias por compartir los recuerdos que guardas de esas experiencias :) Qué envidia me da leerte, Nueva York debe ser increíble.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pues, creeme mi buena amiga, que todas las recetas que pones en tu pagina se ven super interesantes.
    Probarè hacer estos bagels aca en mi querido Panamà. Seguirè pendiente de lo que escribes, me gusta mucho y como lo haces con una sencillez exquisita.

    Tambien tengo gatos y me fascinan, pues cada uno tiene su personalidad diferente, cada uno es ùnico. Perder a uno, es una perdida inmensa.-

    chao, de adelita
    hasta pronto.

    ResponderEliminar
  12. primera visita.. y me quedo.. me gusta tu blog, tus gatos, tus recetas.. nos vemos pronto, yo sigo mi visita a paso de gato.
    besos

    ResponderEliminar
  13. OMG! Fantasticos te quedaron! Acabo de aterrizar en tu blog y no he podido cerrar la boca aun!

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. que ricos, me encantan los bagels. creo que han revolucionado el mundo del pan, te quedaron increibles, besitos

    ResponderEliminar
  15. your bagels are fantastic, what a wonderful recipe. If you won't mind, I'd really love to guide foodista readers to your site. Just add your choice of Foodista widget at the end of this blog post and you're all set. Thanks!

    ResponderEliminar
  16. ¡¡¿Pero cómo he podido yo vivir antes sin tu Blog?!! Me has encantado! Seguidora tuya ya! y recetas tuyas en mi cocina ya!

    Besootes!

    ResponderEliminar
  17. te han quedado estupendossss
    besitoss guapaaaa

    ResponderEliminar
  18. Que agradable sorpresa encontrar a alguien de Venezuela y justo encuentro la receta de bagels, estoy feliz y como veo que te gustan los gatos te invito a que visites mis blogs uno es de cocina y el otro es de gatos.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Se ven deliciosos estos Bagels.
    te felicito.
    un abrazo desde chile
    edith
    La brujita

    ResponderEliminar
  21. Sin duda te quedaron deliciosos!!! y la descripción de tu viaje y la tienda de los baguels entrañable.
    Un besito

    ResponderEliminar
  22. Ohhh te han quedado estupendisisisimos!!! aqui no se venden pero estoy segura que los tuyos dan mil vueltas a cualquier otro...un besito

    ResponderEliminar
  23. Que receta mas estupenda. La verdad es que me encantan los bagels y de donde vengan poco me importa.
    Te han resultado super lindos.
    Cuantos bagels te salieron con esta masa??
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. que buena pinta tienen!! A ver si un día de estos me animo hacer pan, bagels, donuts, etc...
    Saludos!!!!

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...