27 de abril de 2009

Daring Bakers: mini cheesecakes de naranja a la fresa-mora

De Homemade

¡¡Esta es mi primera participación en Daring Bakers yupiii!!. Daring Bakers es un numeroso grupo formado por cientos de personas de todo el mundo. La idea es que cada mes se presenta una receta que todos los miembros deberán seguir sin modificación (a menos que se diga lo contrario). Durante ese mes los partcipantes comparten sus recetas y experincias. La receta, las fotos y las experiencias se publican un determinado día.

Afortunadamente para mi que soy novata, en esta oportunidad el desafío consistía en realizar una sencilla torta de queso y jugar con nuestra imaginación hasta donde alcanzara.

Me maravilló la cantidad de respuestas que fueron publicadas y la cantidad de combinaciones posibles: desde tortas de queso saladas, con los mas variados ingredientes, de tamaño individual o completa y adornadas con infinidad de toppings. Y es que los postres mas sencillos tienen ese don: nos permiten ser mas creativos y podemos jugar con una infinidad de variables.

Yo me he inclinado por mantenerlo simple: he realizado la misma torta de queso base pero en tamaño individual, la aromaticé con ralladura de naranja y agua de azahar, como topping la cubrí con mermelada de fresa-mora (que aun me queda algo desde la ultima vez que la preparé) y la completé con unos hermosos rizos de chocolate blanco. La combinación de citricos con la untuosidad de la crema y del chocolate crean un buen balance y las porciones individuales siempre nos hacen volver por mas.

A continuación dejo la receta en el idioma original, espero les guste, como les gustó a mis familiares el día que la preparé.

De Homemade



De Homemade


The April 2009 challenge is hosted by Jenny from Jenny Bakes. She has chosen Abbey's Infamous Cheesecake as the challenge.

Abbey's Infamous Cheesecake:

crust:
2 cups / 180 g graham cracker crumbs
1 stick / 4 oz butter, melted
2 tbsp. / 24 g sugar
1 tsp. vanilla extract

cheesecake:
3 sticks of cream cheese, 8 oz each (total of 24 oz) room temperature
1 cup / 210 g sugar
3 large eggs
1 cup / 8 oz heavy cream
1 tbsp. lemon juice
1 tbsp. vanilla extract (or the innards of a vanilla bean)
1 tbsp liqueur, optional, but choose what will work well with your cheesecake

DIRECTIONS:
1. Preheat oven to 350 degrees F (Gas Mark 4 = 180C = Moderate heat). Begin to boil a large pot of water for the water bath.

2. Mix together the crust ingredients and press into your preferred pan. You can press the crust just into the bottom, or up the sides of the pan too - baker's choice. Set crust aside.

3. Combine cream cheese and sugar in the bowl of a stand-mixer (or in a large bowl if using a hand-mixer) and cream together until smooth. Add eggs, one at a time, fully incorporating each before adding the next. Make sure to scrape down the bowl in between each egg. Add heavy cream, vanilla, lemon juice, and alcohol and blend until smooth and creamy.

4. Pour batter into prepared crust and tap the pan on the counter a few times to bring all air bubbles to the surface. Place pan into a larger pan and pour boiling water into the larger pan until halfway up the side of the cheesecake pan. If cheesecake pan is not airtight, cover bottom securely with foil before adding water.

5. Bake 45 to 55 minutes, until it is almost done - this can be hard to judge, but you're looking for the cake to hold together, but still have a lot of jiggle to it in the center. You don't want it to be completely firm at this stage. Close the oven door, turn the heat off, and let rest in the cooling oven for one hour. This lets the cake finish cooking and cool down gently enough so that it won't crack on the top. After one hour, remove cheesecake from oven and lift carefully out of water bath. Let it finish cooling on the counter, and then cover and put in the fridge to chill. Once fully chilled, it is ready to serve.

Pan note: The creator of this recipe used to use a springform pan, but no matter how well she wrapped the thing in tin foil, water would always seep in and make the crust soggy. Now she uses one of those 1-use foil "casserole" shaped pans from the grocery store. They're 8 or 9 inches wide and really deep, and best of all, water-tight. When it comes time to serve, just cut the foil away.

Prep notes: While the actual making of this cheesecake is a minimal time commitment, it does need to bake for almost an hour, cool in the oven for an hour, and chill overnight before it is served. Please plan accordingly!


De Homemade

21 de abril de 2009

Pequeños consejos para mejorar tus fotos

[segunda parte]

Aprovecho que estoy trabajando de noche hoy (donde debo esperar a que mi contraparte ejecute ciertos cambios para yo poder hacer lo que me corresponde) para terminar este post. No crean que lo he dejado olvidado nooo, es que el trabajo me está matando y cuando llego a casa lo último que quiero es ver una computadora. Mis disculpas por ello.

Como venía diciendo en el post anterior, existen varias maneras de hacer una toma cercana de un detalle (o close-up), una es con la función macro de la cámara (representada con una florecita), otra es con un lente de acercamiento (o lente macro) lo cual requiere una inversión adicional; sin embargo existen otras formas mas económica de hacer lo mismo, lo cual nos lleva a identificar nuestro siguiente consejo.


Problema 4: Todos los objetos que fotografío se ven demasiado pequeños. Las cámaras de bolsillo normalmente poseen un lente plano que las hace abarcar mas de lo que muchas veces queremos, y si bien es cierto que para fotografía de paisaje es muy útil este lente plano, no pareciera ser tan útil cuando al tomar la foto de unos pequeños ponquesitos éstos aparecen minúsculos y rodeados de vasos, pañitos de cocina, la silla del comedor y a nuestro espos@ al fondo leyendo periódico o tomando una siesta. La manera de corregir esto (además de fijarse cuidadosamente en todo lo que rodea a nuestro objeto deseado)es o utilizando el zoom de la cámara o bien recortando la imagen al tamaño deseado. Gracias a que las cámaras modernas normalmente son de 6 megapixels o más, no se sacrifica la calidad de la imagen al hacer este recorte. Véase el ejemplo de las dos fotos siguientes. En realidad se trata de la misma fotografía, solo que la segunda fue recortada hasta mostrar un pequeño detalle de la misma. ¿verdad que es sencillo?



Gracias a que las fotos ahora son de más de 6 megapixels, no hacen falta lentes especiales para lograr un close-up



Haciendo un recorte agresivo de la imagen se pueden lograr muy buenos acercamientos


Problema 5: Deseo procesar mis fotos digitales pero no entiendo nada de photoshop ¿cómo hago?. Muchas veces queremos hacer ajustes a nuestras imagenes para hacerlas mas atractivas: agregar un bonito borde, incluir nuestra firma digital, mejorar la nitidez de una foto o crear un collage con diferente imágenes; sin embargo muchos se sienten abrumados al abrir la primera ventana de photoshop y descubrir mil y un botones para hacer mil y un cosas. Photoshop es una de las herramientas mas poderosas para crear efectos en fotografía, lamentablemente también es una de las mas complejas. Mi consejo es utilizar un sofware intuitivo y sencillo como Picasa o Photoscape. No ocupan mucho espacio ni procesamiento de nuestro computador, son gratuitos, amigables y muy fáciles de usar, solo es cuestión de ponerse a jugar con ellos un rato y verán la cantidad de efectos maravillosos que pueden lograr en muy poco tiempo. Incluso picasa tiene un botón de "voy a tener suerte" donde el software se encarga solito de mejorar el aspecto general de nuestra foto.



Con PhotoScape es posible crear infinidad de bordes, collages y hacer correcciones básicas



Picasa permite hacer correcciones de manera fácil e intuitiva y permite subir las fotos a un album web de forma automática


Problema 6: ¿y como hago para que mis fotos se vean espectaculares como las de Martha Stewart?. Sonará extraño pero mi consejo es practicar con conciencia, si no podemos dejar de observar una foto porque nos parece maravillosa intenten preguntarse qué les atrae de ella: ¿porqué se me hace agua la boca?¿son los colores?¿los objetos que acompañan al tema principal?¿de qué manera está compuesta?. Si una foto les gusta mucho intenten copiarla (no, no tiene nada de malo, todos los fotógrafos lo hacen) se trata de buscar inspiración y pueden hallarla en revistas, libros y en la infinidad de blogs y páginas web dedicadas a la cocina (o a la fotografía) que existen actualmente. Verán que poco a poco desarrollarán un estilo propio y sus fotos harán justicia a los exquisitos manjares que salen de vuestros fogones.



Intentar imitar una foto que nos gusta puede ser un buen comienzo. Busque inspiración en libros, revistas y páginas web. Hay para todos los gustos.


Problema 7: menos es más ¿siempre?. Debemos recordar que mucho ayuda el que no estorba, fijarse bien en la composición y eliminar todo aquello que no contribuya con nuestra idea es una buena forma de mejorar nuestras fotos. Cuesta acostumbrar al ojo a notar esos detalles: un tomacorriente en la pared del fondo, un cubierto sucio o la cola de nuestro gato que casualmente en ese momento se le ocurrió pasear cerca de la bandeja con muffins (de estas puedo hacer toda una serie de fotos). Una vez acostumbrados a eliminar lo que no queremos podremos ir agregando elementos que sí queremos. Existen muchos estilos de fotografía, desde las ultra minimalistas (donde el objeto parece flotar literalmente en la nada) hasta los maximalistas (cuidado con este estilo ya que puede abrumar tanto que nuestro postre se verá perdido entre tanto adornito).



Añadir elementos que complementen el tema hacen mas atractiva la foto.


Particularmente intento evitar todo objeto sobrante que no contribuya a mejorar el aspecto de la foto, pero sí me gusta incluir objetos complementarios al tema principal: una servilleta llamativa, un ramito de flores, un plato interesante o un papel de dibujos graciosos y mucho color, cosas económicas que ayudan a crear la sensación a quien observa (al menos esa es mi intención) de encontrarse en mi casa, acompañándome a tomar el café de la tarde y a degustar una suculenta mousse de chocolate o como en este caso, unos cannelés con sabor a creme-brulé y caramelo.

salud y Vive la photographie!!

De Homemade

3 de abril de 2009

Pequeños consejos para mejorar tus fotos

[Primera parte]

Hoy quiero compartir algunos pequeños consejos para mejorar nuestras fotos de comida. Y es que el gusto entra por los ojos, y estoy segura de que a mas de uno nos ha ocurrido que después de preparar una excelente receta, que se ve exquisita, que huele increíble y que sabe a gloria (según lo expresan nuestros mismos familiares) salimos corriendo a tomarle fotos para compartirlas en nuestro blog, con la esperanza de que a alguien le provoque repetirla y así poder compartir con nuestros amigos virtuales ese gusto que nos hemos dado en casa, pero ¡oh desgracia! al tomar las fotos notamos que en realidad éstas no hacen justicia al mencionado manjar ¿suena familiar? seguro que sí! para mi es frustrante cuando no logro transmitir en mis fotos lo bueno que puede llegar a ser un postre por mas sencillo que sea, porque sé que en este mundo virtual nadie podrá olerlo ni degustarlo (todavía) y solo contamos con lo que vemos para decidir si se trata de algo bueno o algo realmente sublime.

Todas las fotos que verán en este post fueron realizadas con una cámara point-and-shot Canon PowerShot A590. No es la más moderna del mercado, ni la más grande, ni la que tiene más megapixels. Es una pequeña cámara de bolsillo de 130$ aproximadamente, lo que quiere decir que con cualquier cámara podemos mejorar nuestras fotos.

Veamos el ejemplo que muestro a continuación. Todas las fotos fueron tomadas con la misma cámara, sin embargo las primeras fotos dejan mucho que desear si la comparamos con las segundas. En esta primera parte analizaremos los problemas mas comunes y luego les mostraré las técnicas para ir de una foto a la otra sin morir en el intento.


Estas dos fotografías presentan una gran cantidad de defectos que pueden ser facilmente corregidos





Cualquiera puede mejorar sus fotos aunque trabaje con una sencilla cámara de bolsillo.

Problema 1: Mis fotos aparecen quemadas por el flash. El flash que traen nuestras cámaras está tan cerca del lente que la luz que producen siempre es frontal y suele "quemar" al objeto fotografiado produciendo zonas marcadamente iluminadas y con falta de detalle. ¿qué por qué se dispara nuestro flash cuando tomamos una foto en la cocina? sencilamente porque la luz del ambiente no es suficiente para la cámara (aunque si lo sea para nuestros ojos). El flash es una herramienta poderosa si se sabe cómo y cuando utilizarlo, pero para el objetivo que nos ocupa en este momento es mejor desactivar del todo la función de flash, lo cual nos lleva al segundo consejo (normalmente el bloqueo de flash aparecerá en el menú de la cámara con una especie de rayo con una punta de flecha y una línea diagonal que lo atraviesa de izquierda a derecha).

Problema 2: Mis fotos quedan con un color poco natural. Mi cocina es oscura y las luces fluorescentes, además de producir un tono verdoso en las fotos, tampoco iluminan lo suficiente por lo que las fotos suelen salir movidas o se activa automaticamente el flash de la cámara. Lo mismo ocurre si intento fotografiar un platillo a la luz de las lamparas incandescentes de la sala aunque en vez de verde, las fotos aparecen amarillentas (este efecto tiene que ver con la temperatura del color de cada fuente luminosa). Y aunque existe una función en las cámaras para corregir esa dominante verde o amarilla yo siempre prefiero la luz del sol (solo porque me gusta imaginar que me encuentro al aire libre, respirando una brisa fresca, mirando las nubes pasar y disfrutando de un delicioso postre con amigos). Y no hace falta salir con nuestro plato de lasaña a la mitad de la calle para poder fotografiarla con luz natural, con acercarnos a una ventana bien iluminada será suficiente para corregir el problema del flash y de la dominate verde o amarilla.

Problema 3: Cuando intento fotografiar detalles cercanos las fotos salen fuera de foco. Cuidado con acercarse demasiado, en ocasiones queremos mostrar un pequeño detalle de una de nuestras creaciones y nos acercamos todo lo que podemos para fotografiar ese pequeño bizcocho o guisante o lo que sea. Sin embargo rápidamente nos decepcionamos al ver que la foto está fuera de foco. Lo que ocurre es que la cámara solo puede enfocar hasta cierta distancia, es lo mismo que le ocurre a la gente que sufre de presbicia: no pueden enfocar a distancias muy cortas. Normalmente para las cámaras de bolsillo esa distancia está alrededor de los 25-30 cm. ¿y cómo hacemos entonces para acercarnos a nuestro plato? existe una función en la mayoría de las cámaras que nos permite acercarnos a una distancia de hasta 5cm o menos del objeto deseado (deben consultar el manual de su cámara). La verán representada con el símbolo de una flor en el menú. Otra manera de corregir esto es haciendo lo que hace la gente con presbicia: con el uso de lentes especiales de acercamiento, llamados macro (a muchas cámaras de bolsillo se les puede conseguir ese accesorio).

Sin embargo si Ud. es de las personas que no tienen paciencia para leer manuales ni desea gastar dinero en lentes para cámaras con presbicia (macro), existen otras maneras alcanzar nuestro objetivo. Hablaremos de ello en el siguiente post de fotografía. Mientras tanto les deseo a todos un feliz día! :D

Actualización: puedes ver la segunda parte de este post haciendo clic aquí
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...