13 de febrero de 2009

Galletas de San Valentin

De Homemade

He querido hacer algo bonito, delicado, rosado y dulce (si mi hermana me escucha no me lo cree) para regalar este día de los enamorados y como había visto algo parecido en Internet, decidí respirar hondo, armarme de paciencia e intentar hacer algo parecido.

Reconozco que la repostería no es mi fuerte. Decorar tortas y galletas para mi es a veces frustrante ¡solo por que quiero que me queden como las de Martha Stewart!, claro ella cuenta con un equipo de decenas de personas apoyandola además de tener aaaños en el negocio, y yo solo cuento con una cabeza testaruda y con mi pulso que parece de alcohólico en recuperación (y además atravesando pleno síndrome de abstinencia). En fin, quiero que sepan que admiro a todas aquellas personas que tienen la paciencia y la dedicación de ponerse a crear cosas hermosas que mas allá de simples postres se trata de verdaderas obras de arte.

Toda experiencia buena o mala es en el fondo enriquecedora, en todo el proceso aprendí varias cosas, por ejemplo que cuando se habla de mantequilla a temperatura ambiente se refieren al ambiente de cualquier otro país distinto al trópico, se trata mas bien de un ambiente fresco (18 a 23 oC aprox) y no a la temperatura ambiente de mi cocina (alrededor de los 28 oC). También aprendí a elaborar moldes para galletas utilizando acetato (ya que no conseguí en ninguna parte el molde que quería) y aprendí a a elaborar glasé real, que en realidad es sumamente fácil de elaborar pero yo no me atrevía.

Y sin mas preámbulos aquí les dejo el resultado. Animo a todos a que intenten hacerlas, no son dificiles (no si tienen el pulso de Martha Stewart) y en especial invito a quienes ya tienen experiencia en esto de la decoración, a ver si alguien me explica cómo se hace para sujetar una manga pastelera y no morir en el intento.

De Homemade

Para las galletas:

2/3 de taza de mantequilla a temperatura ambiente (ya saben a qué ambiente me refiero)
2/3 de taza de azúcar blanca fina
1 y 2/3 de tazas de harina no leudante
1 cdita de polvo de hornear
1 cda. de esencia de vainilla
1 pizca de sal

Para el glasé real:
1 clara de huevo
250 g de azúcar impalpable (o glass)
1/4 de cucharadita de cremor tártaro.

Acremar la mantequilla y el azúcar con una batidora eléctrica hasta que esté esponjosa. Agregar la esencia de vainilla y mezclar bien.

Cernir la harina junto con el polvo de hornear y la sal. Incorporar a la mezcla de mantequilla en tres tandas, mezclando bien después de cada adición. Batir a mano después de agregar la última parte de harina, ya que la masa será bastante dura.

Dividir la masa en dos partes. Cubrir con plástico transparente c/u y refrigerar por 30 minutos.
Tomar una de las partes y trabajar sobre un mesón ligeramente enharinado, estirar la masa con un rodillo hasta alcanzar un espesor de 4 mm. aproximadamente. Recortar las galletas utilizando moldes de figuritas o un cuchillo afilado procurando que todas queden del mismo tamaño. Colocar las galletas sobre una bandeja de horno sin engrasar y hornear por tandas de 6 a 8 minutos a 180 oC hasta que las galletas comiencen a dorarse por los bordes.

Dejar enfriar sobre una rejilla. Repetir el procedimiento para el resto de la masa.


Para realizar el glasé batir la clara de huevo con dos cucharadas de azúcar impalpable hasta que espume, agregar paulatinamente el resto del azúcar mezclada con el cremor tártaro hasta obtener una masa blanca y bastante seca. Se conserva refrigerado y tapado hasta por 2 semanas.

Montaje:
Una vez frías las galletas dividir el glasé real en varias porciones reservando una parte para el final. Añadir agua o jugo de limón a cada parte para suavisar el glasé hasta obtener un liquido mas fundido y ligeramente espeso. Aplicar el color vegetal elegido mojando la punta de un palillo de dientes en el colorante para evitar que se pase de tonalidad (es mejor que falte y no que sobre) y revolviendo con éste el glasé. Pintar cada galleta aplicándolo glasé con una espátula pequeña cubriendo bien cada superficie. Dejar secar las galletas sobre una rejilla metálica.

Aplicar unas pocas gotas de agua al glasé reservado hasta obtener una mezcla algo mas espesa que las coloreadas. Llenar una manga pastelera o una duya de orificio pequeño y crear sobre las galletas el diseño requerido. Dejar secar sobre la rejilla hasta que el glasé haya secado por completo. Una vez seco, guardar las galletas en un contenedor con tapa hasta su consumo.

Da para 2 docenas (dependiendo del tamaño de las galletas)

¡y feliz día de los enamorados para todos!

De Homemade

8 de febrero de 2009

Creme Brulee a la fresa-mora

De Homemade

Hoy nuevamente ha amanecido oscuro y con ganas de llover, para mi es el domingo perfecto para quedarse en cama hasta tarde leyendo un entretenido libro, levantarse y tener el desayuno servido (gracias a mi adorado Juan) y unas horas mas tarde almorzar una rica sopa de pollo caliente finalizando con una untuosa crème brulee.

A esta crema le agregué la vainilla natural que me consiguió Milagros Kassapian (gracias Mila). Mila es una hermosa joven a quien conocí gracias a esta maravillosa red de bloggeros cocino-adictos. Los invito a visitar su blog lleno de recetas ricas e interesantes.

Para complementar la creme brulee le he añadido mermelada de fresa-mora. La fresa-mora es la favorita de mis amigos y esta vez la utilicé para crear un contraste algo ácido con lo untuoso de la creme brulee. El toque final se lo da el amargo del azúcar quemada en la superficie, el resultado: una combinación amargo-crujiente-cremoso-avainillado y acidito. Al final de la sesión de fotos tan solo verán uno de los ramekins (los otros no lograron terminar la sesión, ya se imaginarán por qué)

De Homemade

Ingredientes:
2 tazas de crema de leche
3 yemas de huevo
1/4 de taza de azúcar blanca
1/4 de cucharadita de vainilla en polvo
4 cucharadas de azúcar glass
4 cucharadas de mermelada de fresa, mora o cualquiera de su agrado.

Precalentar el horno a 160 grados centígrados. Tener a mano agua caliente (luego verán para qué).

En cuatro ramekins agregar una cucharada de mermelada de fresa(pueden ser dos o tres dependiendo de los gustos). Calentar la crema de leche con la vainilla hasta que aparezcan pequeñas burbujas alrededor del borde de la crema. Alejar del fuego y dejar reposar tapada 15 minutos (yo no esperé este tiempo por lo que obtuve un resultado algo "granuloso").

Batir las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas y pálidas, agregar la crema de leche y revolver hasta integrar. Pasar la mezcla por un tamiz y llenar cada ramekin. Colocarlos en la bandeja refractaria y agregar el agua caliente hasta que alcance 2 cm de altura de los ramekins. Tapar con papel de aluminio y llevar al horno de 35 a 40 minutos.

Dejar enfriar los ramekins a temperatura ambiente, cubrirlos con plástico transparente y refrigerar al menos 4 horas o hasta 3 días.

Justo antes de servir agregar una o dos cucharadas de azúcar glass sobre la superficie de los ramekins, fundir con una antorcha de cocina o en el grill hasta que se forme un caramelo oscuro. Al enfriarse se formará la característica capita crujiente.

Da para 4 porciones.

De Homemade

De Homemade

2 de febrero de 2009

Pan de sandwich bicolor

De Homemade


Finalmente este fin de semana he podido dedicarle algo de tiempo a la cocina. He hecho bombones (horrorosos porque el mal clima y mi mala técnica se confabularon en mi contra), mermelada de fresa-mora (ya famosa entre mis allegados), dos tipos diferentes de ponquesitos (gracias a la insistencia de una amiga) y un pan que había visto en alguna panadería y desde hace tiempo quería hacer.

Y es que los días de lluvia me encantan, mi trinitaria parece explotar con sus flores rojas, mi gato Gandalf parece caer en estado catatónico y a mi me provoca comer cosas ricas, apetitosas y divertidas.

Se trata de un pan de sandwich con una pinta increíble hecho con una masa sencilla coloreada con un poco de cacao. No da mucho trabajo hacerlo, más trabajo da tratar de tomarle las fotos sin que los presentes intenten comerse al sujeto en cuestión. Ni que decir que del mio tan solo quedó el recuerdo y las fotos que aquí ven.

De gatos


Y sin mas preámbulos aquí les dejo la fórmula panadera para aquellos que como yo, se aburrieron de comer "sanduchitos" blancos y poco atractivos.

Pan de sandwich bicolor

Ingrediente % peso (gr)
Harina 100 298
Agua 63 188
Levadura instantanea 1.5 4
sal 1.8 5
mantequilla 4 12
Leche en polvo 2 6
azucar 3 9
----------------

cacao en polvo 4 12
azucar glass 5 15



TOTALES 184.3 550


Mezclar todos los ingredientes menos el cacao y el azúcar glass en una batidora con gancho de amasar hasta integrar todos ingredientes. Dividir la masa en dos partes y agregar a una de ellas el cacao en polvo y el azúcar glass (adicionalmente le agregué también una cucharada de melaza). Amasar separadas ambas partes por espacio de 5 minutos o hasta que las masas estén elásticas. Reservar las masas en envases cerrados y ligeramente engrasados con aceite por espacio de 1 hora o hasta duplicar su volumen.

En una superficie enharinada, y con la ayuda de un rodillo, amasar cada porción por separado hasta obtener un rectángulo de aproximadamente 20x30 cm c/u. Colocar el rectángulo de masa oscura sobre la masa blanca y enrollar sobre si misma para crear un cilindro. Colocar el cilindro de masa en un molde engrasado para pan de sandwich con tapa (de 1 libra o 500 g de capacidad) y dejar levar por 75 minutos. Hornear a 200 grados centígrados por espacio de 1 hora.

Da para un pan de 500 g (o 1 libra)



De Homemade


De Homemade
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...