17 de noviembre de 2009

Ponquesitos de caramelo, avellanas y sal de mar

De Homemade


He vuelto, aquí estoy otra vez con la cabeza llena de proyectos y decidida a realizar al menos uno (siempre tengo un montón de ideas revoloteando en mi cabeza que como libélulas llegan de repente y así como llegan, igualmente se van) pero eso será tema de otro post.

La verdad es que no me puedo quejar de estos días de descanso, he conocido lugares maravillosos, he probado sabores diferentes, he apreciado otras culturas, otras formas de hacer las cosas, otras maneras de ver la vida. La experiencia de viajar siempre es enriquecedora ya que nos permite ver las cosas desde otra perspectiva, en ese sentido creo que nos ayuda a comprender otros puntos de vista, a ser mas tolerantes y a aceptar a los demás tal como son.. Y es que la diversidad humana nunca deja de sorprenderme, somos tan parecidos en ciertos aspectos y a la vez tan diferentes que no puedo menos que sentirme fascinada.

De mi viaje a San Francisco he traído un sinfín de peroles, moldecitos, papelería, herramientas e instrumentos para la cocina que sinceramente no sé donde voy guardar. Afortunadamente muchos son de tamaño reducido y para las cantidades que estoy realizando actualmente son más que suficientes.



Y para no continuar aburriéndolos con tanto parloteo, aquí les dejo una receta que seguro gustará a todos, se trata de unos ponquesitos (cupcakes) de caramelo y avellanas con un toque de sal marina, esponjosos y de color dorado, con una miga muy suave y con un sabor delicado y de pronto crujiente por la sal marina. En mi casa extrañamente desaparecieron casi de inmediato con un comentario parecido a "mmmmm".

De Homemade


Cupcakes de caramelo, avellanas y sal marina.

Ingredientes para el caramelo:
1 taza de crema de leche
1 taza de azúcar
1/4 de taza de agua
1/2 taza de mantequilla

Ingredientes para los cupcakes:
1 y 1/3 de taza de harina todo uso
1/2 taza de azúcar
1/2 cdita. de polvo de hornear
1/4 cdita. de sal
1/2 taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 huevos
1 cdita. de esencia de vainilla
1 taza de avellanas peladas y tostadas
sal de mar para adornar


Indicaciones para el caramelo:
En una olla pequeña calentar la crema hasta que está tibia, apagar y retirar del fuego. En otra olla calentar el agua y el azúcar hasta que hierva, incorporar la mantequilla. Calentar hasta obtener un caramelo de color dorado oscuro, remover del fuego y con cuidado agregar la crema de leche tibia (no importa si el caramelo se endurece, se volverá liquido después).
Llevar de nuevo al fuego dejar que burbujee por 5 minutos aproximadamente revolviendo constantemente con una cuchara de madera.

Retirar del fuego y dejar enfriar al menos por 30 minutos. Medir 1 taza de caramelo para usar en la preparación de los cupcakes y reservar el resto.

Indicaciones para los cupcakes:

Pre-calentar el horno a 180 grados centígrados. Prepara los moldes de cupcakes con capacillos.

Cernir juntos la harina, la sal y el polvo de hornear.
En una batidora (yo utilizo una KitchenAid pero cualquiera de mano sirve) mezclar la mantequilla a velocidad media hasta suavizar (30 a 60 segundos). Con la batidora a velocidad baja agregar el azúcar, aumentar la velocidad y mezclar hasta que se torne blanca y esponjosa. Agregar los huevos uno a la vez a velocidad media hasta integrarlos por completo. Agregar la vainilla.

Bajar la velocidad y agregar la harina en tres partes alternando con la taza de caramelo preparado anteriormente mezclando bien en cada adición. Añadir las avellanas tostadas e incorporar suavemente con una espátula de goma.

Llenar los moldes de cupcakes con la ayuda de dos cucharillas. Rociar sobre cada cupcake el caramelo restante y agregar por encima unos cuantos granos de sal marina(no muchos, solo lo necesario)lo que les dará un toque crujiente.

Hornear de 18 a 20 minutos hasta que al introducir un palillo de madera en centro de cada cupcake éste salga limpio. Retirar del horno y dejar reposar al menos 5 minutos antes de desmoldar.

Da para 12 a 15 cupcakes.


9 comentarios:

  1. me han parecido deliciosos, y me ha encantado lo de tu viaje a san francisco, nosotros lo tenemos pendiente un besito guapa

    ResponderEliminar
  2. Hm... veo un par de utensilios para preparar bombones? Tienen muy buena pinta estos "ponquesitos", curioso nombre. Me gustan tanto tus fotos!

    ResponderEliminar
  3. Un lujo todos esas herramientas y materiales....es el sueño de cualquiera que le guste cocinar. original la receta!
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Que lujo de viaje y de equipaje!, me encanta todo lo que has traido.
    Tus ponquesitos se ven deliciosos, pero la sal los marca mucho?, los otros ingredientes me parecen estupendos.
    Concuerdo con Noema, tus fotos son hermosas!

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola...
    Llego aquí un poco por casualidad, el mundo blogger es inmenso.
    No conocía tu blog y estoy realmente sorprendida, me encanta...fotos, recetas, comentarios... todo todo...
    Enhorabuena por tu trabajo.
    Besos
    Hilda

    ResponderEliminar
  6. Divinos! Fascinante combinacion! Y la fotografia excelente! Felicitaciones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Bienvenidaaa!!! que chulada todo lo que has traito...y no me extraña que desaparecieran facilmente...tendría que tenerlos yo a mi alcance ves...entonces si que se esfumaban en un abrir y cerrar de ojos...una receta estupenda!!...besazos

    ResponderEliminar
  8. no, no, no, no estoy de acuerdo

    perdona que mi primer comentario en tu blog sea tan negativo, pero egque no puede ser, no no no, cualquiera no sirve ¡¡¡ me mueeeero por una kitchen aid ¡¡¡

    aysssss, con la de veces que le digo yo al husband que es ab_so_lu_ta_men_te insustituible, como va a servir una batidora de mano, que no, amos, no

    en fin, me copio la receta y encantada de leerte, te he conocido a través del calendario de adviento y me ha gustado mucho el blog

    un beso,

    ResponderEliminar
  9. HOla, me encanta tu Blog ya me copie la receta a ver si la hago en etos días que comer dulces NO esta prohibido ;-)
    ahh y los materiales se ven de un chevere!!

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...