9 de septiembre de 2012

Coffeecake de nueces y chocolate


Hoy al fin me he sentado en el computador, esto de renovar el apartamento consume mas tiempo, esfuerzo y dinero de lo que esperaba. He tratado desesperadamente de que las cosas avancen más rápido pero lo cierto es que damos tres pasos hacia adelante y dos pasos hacia atrás (aquí podría hacer una lista interminable de traspiés y contratiempos pero no quiero aburrir a nadie con tanto fastidio). En resumen estoy cansada, molesta y frustrada sabiendo que lo que debería ser mi casa se parece más bien a un campo de batalla, que no consigo mano de obra calificada, que no nos alcanza el dinero para más nada y que mis planes de mudanza se ven cada día mas lejanos.


Algunos dirán que soy impaciente pero cualquiera se deprime tan solo con ver cosas  como está:



Por eso hoy me he tomado el día y he vuelto a la cocina a preparar mis bizcochos a ver si dejo de pensar tanto en eso y me ocupo en otra cosa. Cocinar me relaja, pero tomar fotos lo hace aun más, la fotografía me transporta a otro lugar y me hace sentir bien aunque el resultado no sea nada de otro mundo.


Y ahora a la receta: esta vez traigo un clásico coffeecake con nueces y chocolate, nada de cremas con mantequilla ni adornos con masa flexible, solo el sabor del chocolate amargo y el crujir las nueces tostadas sostenidas por un bizcocho ligero de color dorado. La superficie es tosca y se parece más bien la de Marte: llena de rocas, piedras y arena.




Y para los que no lo saben este bizcocho se llama así porque se acompaña usualmente con el café del desayuno o de la tarde y no porque entre sus ingredientes lleve café (aunque podría llevarlo si así se desea). No pude dejar de sonreír al ver que alguien se quejaba señalando "pero ¿dónde está el café en esta receta?".

 Esta receta lleva buttermilk, pero como aquí eso no existe y me mirarían feo (nuevamente) si intento pedirlo en el supermercado, lo sustituyo por leche con vinagre que es "equivalente" y da muy buenos resultados.

Ingredientes:
1 taza de leche
1 Cda. de vinagre blanco
250 g (2 tazas)de harina todo uso
1 Cdita. de polvo de hornear
1/2 cdita. de bicarbonato
1/2 cdita. de sal
90 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
200 g (1 taza) de azúcar blanca
2 huevos a temperatura ambiente
1 Cda. de escencia de vainilla

 Para el streusel:
1 taza de nueces tostadas y troceadas
1 taza de chispas de chocolate amargo
1/4 de taza de azúcar blanca

Instrucciones:
Pre-calentar el horno a 180 grados centígrados. Enmantequillar y enharinar un molde de aro de 23 cm

Para el streusel:
Mezclar en un recipiente las nueces tostadas, las chispas de chocolate y el azúcar. Reservar hasta su uso.

Para el coffeecake:
Añadir el vinagre a la taza de leche y dejar reposar hasta su uso.

Cernir la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal. Reservar

En una batidora acremar la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla aclare y se torne esponjosa (2 minutos aproximadamente)

Añadir los huevos e integrar bien a la mezcla.Incorporar la vainilla

A baja velocidad agregar la harina cernida en tres parte alternando con la leche.

Colocar la mitad de la mezcla en un recipiente de aro. Añadir la mitad del streusel, agregar el resto de la mezcla y cubrir la superficie con la otra mitad del streusel.

Hornear de 40 a 45 minutos o hasta que al insertar un palillo ésta salga limpio.

Dejar enfriar al menos 20 minutos antes de desmoldar.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...