17 de octubre de 2009

Golfeados para Día mundial del pan edicion 2009

De Homemade


Nuevamente como en años anteriores ayer se celebró en su cuarta edición el Wold Day Bread. Para variar voy llegando tarde ya que se suponía que todos debíamos publicar un post para hablar sobre el pan el día 16 de octubre. 17 de octubre ¡que alegría! me acabo de enterar, así andaré de despistada!!

world bread day 2009 - yes we bake.(last day of sumbission october 17)

Podría extenderme en excusas diciendo que ando como gallina loca corriendo de un lugar a otro terminando todas las cosas del trabajo para salir de vacaciones, haciéndome examenes médicos y arreglando maletas porque me voy de viaje, sin embargo eso no viene al caso y lo que si importa es hablar sobre el pan, ese alimento que ha acompañado a la humanidad desde la mismisima prehistoria.

En esta ocasión quiero hablar un poco sobre los Golfeados, exquisitos panes dulces, enrollados y rellenos de los sabores típicos de nuestra tierra: papelón, queso y anís. Su procedencia no es muy cierta pero quien prueba un golfeado no puede dejar de recordar su infancia, al menos la de nosotros los caraqueños, quienes solíamos parar con nuestros familiares antes de llegar al pueblo de El Junquito los fines de semana a degustar un buen golfeado con queso de mano y un Riko Malt esa bebida achocolatada que aun hoy consumimos y cuyo diseño me parece super moderno a pesar de ser el mismo que hace 30 años.

De Homemade


Afortunadamente el golfeado no es uno de esos dulces tradicionales que han ido desapareciendo con el tiempo, de hecho hay un resurgimiento del golfeado en este país y hasta se ven algunas franquicias de golfeado con resultados bastante aceptables.

Pero para aquellos que están lejos de casa y para aquellos que por curiosidad quisieran probar un poquito el sabor de nuestra tierra, les dejo la receta para que lo prueben recién horneado y con un buen trozo de queso blanco (aquí usamos queso de mano) que produce un excelente contraste entre lo dulce y lo salado. ¡Divino!

Para el relleno:
Anís dulce en grano: 15g
Canela: 4g
Papelón rallado: 230 g
Queso blanco duro rallado: 250 g

Para la masa:
Harina panadera: 800 g
Agua: 260 g
Levadura : 35 g ( 18 g si es levadura instantánea)
Sal: 4 g
Huevos: 100 g (2 huevos)
Azúcar: 215 g
Papelón líquido: 75 g
Mantequilla sin sal: 160 g
Leche en polvo: 30 g
Anís dulce en granos:16 g
Esencia de anís: 5 g (1 cdita)
Miel: 5 g
vainilla: 5 g

Para el almibar (o melao):
Papelón rallado: 30 g
Agua: 15 g


Indicaciones para la masa:
Combinar en un recipiente el agua, la vainilla, la esencia de anís, la miel. Disolver en el líquido el papelón y el azúcar (basta con calentar ligeramente el agua para ayudar a que los sólidos se disuelvan).

Incorporar en la amasadora (yo uso un ayudante de cocina Kitchen Aid) la harina, la mantequilla y el resto de los ingredientes (menos el anís en grano y la sal) con el agua de papelón.

Amasar a baja velocidad por 5 minutos hasta integrar todos los ingredientes, añadir la sal y el anís en grano y amasar 5 minutos mas hasta lograr una masa suave y esponjosa.

En una superficie enharinada estirar la masa con un rodillo hasta dejarla de 5 mm de grosor. Distribuir uniformemente los ingredientes del relleno dejando el extremo mas alejado de la masa una franja de 3 cm limpia y sin relleno. Hacer un rollo como si de un brazo de gitano se tratara y pintar el extremo que no tiene relleno con agua o huevo para que pegue bien al enrollar la masa. Esto evitará que la masa se despegue en el horno.

Cortar el rollo cada 3 cm para crear los golfeados, colocarlos boca arriba en una bandeja de horno engrasada y dejar levar por espacio de 2 horas en un lugar tibio, tapados con un paño de cocina.

Pre-calentar el horno a 180 grados centígrados, hornear los golfeados 20 minutos. Con la ayuda de una brocha de cocina bañarlos con el almíbar (hacerlo calentando el agua y el papelón hasta disolverlo dejando que espese solo un poco) y agregar queso blanco rallado para adornar. Llevar al horno nuevamente 10 minutos más. Retirar del horno y dejar enfriar 5 minutos.

El almíbar hará que los golfeados se peguen un poco de la bandeja, así que es mejor despegarlos aun calientes con una espátula y colocarlos sobre una rejilla o un papel encerado.

Comer de inmediato acompañados de una buena tajada de queso (si es de mano mejor).

Da para 15 a 18 golfeados.

De Homemade

14 comentarios:

  1. que cosa mas rica y ademas esa mezcla de sabores me interesa probar. Suena meloso.
    Felíz dia del pan, si pasó un poquito pero valió la pena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. nunca habia oido hablar de los golfeados, pero me alegro de haberlos descubierto gracias a ti, est tiene una pinta increible, y hay que probarlo, te felicito, besitosq

    ResponderEliminar
  3. Lo maximo y como dices con un rikomalt... !!
    Gracias por publicar tus ricas recetas !!
    YA tenia ganas de leerte !
    Saludos !!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, creo que la franquicia a la que haces referencia es mucho mas que aceptable!!!

    De hecho el tenerlos tan cerca de mi casa es maravilloso para mi, ya que me fascinan desde pequeño.

    Feliz dia del pan!!!

    Por cierto que un suizo que vino por cuestiones de trabajo a nuestro instituto quedo encantando con los golfeados, se comió dos en un suspiro y no paraba de decir lo rico que estaban... XD

    ResponderEliminar
  5. Suena muy rico pero como lo puedo traducir a medidas de tazas y onzas? Ayuda, gracias. Gina

    ResponderEliminar
  6. Siempre que vamos a la Colonia Tovar, es tradición detenerse en alguno de los negocios que expenden golfeados... y particularmente me encantan los de "El Rey". Si me gusta algo, siempre intento hacerlo yo misma, pero para los golfeados no tenia ninguna receta, asi que agradecida por haberlos seleccionado para celebrar el día del pan, asi sea con un día de retraso...

    ResponderEliminar
  7. Siempre que visito tu blog, tu maravillosa repostería y tu fotografía me inspiran mucho... ¡y es que me gusta tanto que te lo debo agradecer!

    ResponderEliminar
  8. Joooo que receta más buena!!! creo que me repito mucho en los comentarios que te hago pero es que me entusiasma como presentas las cosas y las explicaciones que das...sabes que me encantaria ir de compras contigo?? me enamoran todos los complementos que usas, son de un gusto exquisito...besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  9. Genial! Gracias por tu participación en el World Bread Day 2009. Yes you baked! :-)

    ResponderEliminar
  10. En Portugal tenemos unos pasteles muy semellantes a que llamamos caracoles :)
    Eses tienen muy buena pinta.
    Saludos desde Lisboa
    Moira

    ResponderEliminar
  11. Mmmm...Golfeados y Rikomalt!
    En estos dias, por primera vez, conseguimos un queso blanco decente, vendido por unos venezolanos en nuestro farmer's market. Seria buenisimo con golfeados...

    ResponderEliminar
  12. Te salieron redondos.

    DELICIOSOS.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. ME ENCANTO LA RECETA, A MIS HIJOS Y A MI ESPOSO LE ENCANTAN LOS GOLFEADOS, TRATARE Q ME QUEDEN TAN RICOS COMO LOS TUYOS,
    GRACIAS,
    MIL BESOS
    eLISA

    ResponderEliminar
  14. Hola! esta tarde hice los golfrados según tu receta, quedaron buenos, aunque no comprendí mucho el llevar de mililitros a gramos, de todas maneras, pude resolver y ¡quedaron buenos!

    gracias por la receta, no creo que vuelva a la panadería a comprar golfeados...

    a menos que no tenga ingredientes jejejeje

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...