Tarta de mango y parchita (fruta de la pasión)

Estamos en plena temporada de mango, no te pierdas esta fabulosa Tarta de mango y parchita vía www.elgatogoloso.com

¡Felíz viernes!

Esta tarta la diseñé para obsequiársela a mi mamá el domingo pasado, día de la madre, y debo decir que todos en casa quedaron encantados con el resultado. Los que me siguen por Instagram vieron las opciones de diseño entre los que estaba escogiendo, me decanté por unas lineas de chocolate oscuro muy finas que curiosamente contrastan muy bien con lo dulce del relleno:

Estamos en plena temporada de mango, no te pierdas esta fabulosa Tarta de mango y parchita vía www.elgatogoloso.com
¿verdad que es hermosa? ¿cómo resistirse a algo tan sencillo y bonito a la vez?

La tarta es muy fácil de hacer, la receta original lleva una buena cantidad de mantequilla, pero como resulta impagable en este país, no la he utilizado en el relleno ¿Y saben qué? ¡también funciona!

Pero ¿cuál es tema con la mantequilla?
La mantequilla hace que el relleno resulte más untuoso, la grasa se quede pegada en el paladar y el sabor perdura más tiempo en la boca, por eso, al usar mantequilla la tarta quedará deliciosa; sin embargo, para los que no se pueden permitir el lujo de usar tal cantidad de mantequilla, esta opción más económica (y menos grasosa) también resulta maravillosa.

El relleno resulta así más ligero y muy sabroso, se trata de una especie de natilla (sin leche) que resulta fresca, suave y para nada pesada. Con lo que sobra fácilmente pueden hacerse vacitos de postre, mini tartas o como relleno para galletas o muffings.

Creo que para la próxima utilizaré mango crudo en trozos o rebanadas para adornar la preparación, así la decora Osvaldo Gross en su receta original de "Tarta bretona de mago" que aparece en su libro Pastelería base. Y es que el mango, al cocinarse, pierde algo de su delicado sabor. En este momento, que estamos en plena temporada de mangos, se hace preciso comerlos más a menudo. Los que yo compré estaban gordos, jugosos y extraordinariamente dulces.

Estamos en plena temporada de mango, no te pierdas esta fabulosa Tarta de mango y parchita vía www.elgatogoloso.com
Los mangos en plena temporada están super dulces y jugosos

Estamos en plena temporada de mango, no te pierdas esta fabulosa Tarta de mango y parchita vía www.elgatogoloso.com
y las parchitas también

Agregué al relleno jugo de parchita (también conocida como fruta de la pasión), la parchita es ácida y combina muy bien con lo dulce del mango y con el chocolate amargo. Es una combinación fabulosa, se las recomiendo.

Yo he preferido utilizar una masa quebrada dulce en vez de una masa bretona, es la masa que uso prácticamente para todas las tartas, pueden ver consejos de cómo conseguir una masa perfecta siguiendo estos tips que publiqué con la tarta de riubarbo y fresa del otro día.

Las monedas de 1 Bs (que equivalen a 0,000001 US$) sirven como pesos para hornear las bases de las tartas
Aquí dejo la receta, como dije, pueden hacerla en forma de tarta, o también omitir la base y hacer un postre en vasitos, en capas con galletas maría, con merengue, chispas de chocolate o lo que tengan a mano. Pero si quieren llamar la atención y lucirse con sus familiares y amigos, deben hacer esta tarta tal como la muestro. Solo tienen que verla de cerca para enamorarse, todo el sol del trópico en un postre:

Estamos en plena temporada de mango, no te pierdas esta fabulosa Tarta de mango y parchita vía www.elgatogoloso.com
Estamos en plena temporada de mango, no te pierdas esta fabulosa Tarta de mango y parchita vía www.elgatogoloso.com


Veamos la receta:
Tarta de mango-parchita


Ingredientes:

Para la masa quebrada dulce:
  • 200 g de harina todo uso
  • 100 g de mantequilla muy fría cortada en trozos de 1 cm
  • 1 huevo (recién sacado de la nevera)
  • 20 g de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 2 cditas. de agua fría
  • 1 cdita. de esencia de vainilla
Para el relleno de mango-parchita:
  • 300 g de pulpa de mango, tamizada
  • 60 g (1 parchita grande) de pulpa de parchita (fruta de la pasión), licuada y colada
  • 2 yemas
  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar blanca
  • 10 g de gelatina sin sabor
  • 100 g Mantequilla sin sal, muy fría (yo no tenía, así que no le puse)

Instrucciones:

Para la base:

  1. En una batidora con el aditamento para mezclar, agregar la harina, azúcar, sal, y la mantequilla fría. Procesar a velocidad baja hasta obtener una textura de pan rallado. Con la batidora andando agregar el huevo, la vainilla y el agua fría. 
  2. Procesar hasta que la masa se compacte y se vuelva una bola. Retirar la masa de la batidora, envolverla en plástico adherente, refrigerar por 30 minutos hasta su uso. (Si se elabora a mano: mezclar la harina, la mantequilla y el azúcar con una espátula para masa, un par de cuchillos o la punta de los dedos hasta obtener un arenado. Agregar el huevo, la vainilla y el agua fría. Amasar solo lo necesario para integrar los ingredientes envolverla individualmente en plástico adherente y refrigerar por 30 minutos antes de usar). 
  3. Pre-calentar el horno a 180˚C 
  4. Retirar la masa de la nevera y estirar con un rodillo hasta alcanzar 3 a 4 mm de espesor, cubrir la base del molde, cortas con la hoja de un cuchillo el exceso de masa (el sobrante puede envolverse en plástico y congelarse para otro uso). 
  5. Hornear en seco por 15 minutos cubriendo la masa con aluminio o papel encerado y depositando granos secos, arroz o, como en mi caso, monedas devaluadas (son mucho más baratas que los granos o el arroz y además son reusables y nos caen coquitos :P). 
  6. Retirar del horno y dejar enfriar por completo antes de rellenar 


Para el relleno: 

  1. Hidratar la gelatina en 50g de agua fría. Reservar hasta su uso. 
  2. En un recipiente limpio, combinar la pulpa de mango con el jugo de parchita, el azucar, las yemas y los huevos enteros. Llevar la preparación a baño de María y revolver lentamente con paleta de madera (o silicón) hasta que la mezcla espese (debe dejar un rastro si pasamos el dedo sobre el dorso de a paleta). 
  3. Agregar la gelatina hidratada a la mezcla de mango (yo la fundo en el microondas por 5 segundos). 
  4. Dejar enfriar a temperatura ambiente, tamizar y rellenar la base de la tarta. 
  5. Dejar enfriar en la nevera al menos dos horas.
  6. Para decorar, fundir 1/4 de taza de chocolate amargo en el microondas (de 10 en 10 segundos para evitar que se queme), usar una duya de papel, bolsa plástica o manga para hacer dibujos al gusto sobre la tarta.
  7. Dejar enfriar en la nevera hasta su consumo.


Da para 8-10 porciones
Estamos en plena temporada de mango, no te pierdas esta fabulosa Tarta de mango y parchita vía www.elgatogoloso.com

¿Acaso no es algo digno de una celebración? yo podría comer tartas a diario, una vez dominada la técnica de la masa quebrada, el verdadero límite está más allá del cielo. Particularmente tengo un tablero exclusivo de tartas en Pinterest que me sirve de inspiración. No veo el momento de probarlas todas :)

¡Feliz fin de semana! ¡nos leemos el viernes!





Si te gusta algo de lo has visto y deseas recibir mis artículos 
directo en tu correo 
suscríbete aquí
tu correo:



3 comentarios

  1. Jajajaja morí de risa al leer lo de las monedas devaluadas...Y es tremenda idea!

    ResponderEliminar
  2. Nooooo Maru...pero si tu haces estas divinuras en la situación que ya conocemos, ni imaginar lo que harías teniendo de todos los ingredientes a la mano, eres una dura!!! LA dura!!!

    ResponderEliminar
  3. Espectacular como siempre. Yo tambien tengo tiempo usando las monedas devaluadas como peso para las tartas;-)

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog