Twinkies caseros

Twinkies caseros rellenos de merengue suizo de toronja receta de www.elgatogoloso.com

¡Feliz viernes! 
 

De nuevo estaré publicando los días viernes, me cuesta mucho ser consistente en este aspecto, a veces paso semanas sin publicar nada y otras veces deseo salir corriendo como loca endemoniada a escribir cualquier cosa que haya creado en mi cocina, pero he descubierto que lo mejor es tener una planificación y ajustarse a ella. No es justo salir a publicar estos twinkies caseros en Instagram y dejarlos a todos esperando semanas para poder ver la receta, así que ya no más, prometo ser más seria y ajustarme al cronograma, así ya sabrán que los viernes hay receta nueva. 

Esta receta de twinkies caseros he querido hacerla desde que compré el molde hace unos cuantos años (pueden adquirirlo en Amazon si tienen cómo pagarlo y cómo traerlo). Y es que ultimamente me ha dado por intentar hacer versiones caseras de los clásicos de mi infancia (como estas galletas Newtons que publiqué el otro día). También tengo en mente hacer unas galletas reinitas (tan costosas que siempre fueron un verdadero lujo) así como el pan de leche que vendían en bolsita, en su versión redondo o alargado, y que aún se ve en algunos anaqueles de vez en cuando pero que no sabe igual (porque todos sabemos que nada sabe igual a cómo lo recordamos, y cuanto más alejados del pasado nos encontremos, más delicioso e inigualable parecerá su sabor). 

Twinkies caseros rellenos de merengue suizo de toronja receta de www.elgatogoloso.com

Y es que en medio de este desastre de país, con un futuro incierto y sin muchas esperanzas de que la situación mejore, pareciera que regresar a ese lugar maravilloso y extraordinario que era la infancia se hace preciso para no terminar deprimido o loco. ¿Que cómo recuerdo yo los twinkies? recuerdo que venían en parejas (de ahí su nombre) sobre un cartoncito blanco que invariablemente terminada con algunas migas pegadas en su superficie. El cartón y las manos siempre terminaban grasientos y sus tres versiones (vainilla con crema blanca, vainilla con crema de fresa y chocolate con crema también blanca) eran suficientes para satisfacer los paladares de los niños más exigentes. 

Para estos twinkies caseros me he inspirado en esta receta; sin embargo, tuve que hacer ciertas modificaciones porque a) se pegaba de los moldes y b) resultaban demasiado dulces para mi gusto. También disminuí la cantidad de materia grasa (aunque si desean terminar con las manos grasientas pueden agregar algo más de aceite). 

Si no piensan rellenarlos pueden elaborar la receta original, pero un twinkie nunca será un twinkie si carece de un relleno cremoso. Y hablando del relleno, pueden utilizar lo que más les guste o les convenga, alguien me sugirió que utilizara MiGurt de fresa, esa especie de yogurt que no hace falta refrigerar y se mantiene a temperatura ambiente cremoso y espeso siempre. Por mi parte, he decidido utilizar un merengue suizo con gelatina de color rosado (en mi caso gelatina de toronja a falta de gelatina de fresa). 

Debo decir que de sabor estaban muy buenos, sobre todo al siguiente día. Y como ya me había puesto creativa, se me ocurrió a última hora aplicarles un baño de cacao (pueden ver la receta cuando lo realicé para esta chiflón de parchita que ya publiqué anteriormente). El baño de cacao es brillante y delicioso, y no se cae si se toca con las manos una vez que ha secado.




Twinkies caseros
 [Imprimir Receta]



Ingredientes:
Para los bizcochos:
  • 2 huevos
  • 100g (1/2 taza) de azúcar
  • 70 g (1/3 taza) de aceite neutro
  • 58 g (1/4 de taza) de leche
  • 1 cdita. de esencia de vainilla
  • 1 taza de harina de trigo todo uso
  • 1 cdita. de polvo de hornear
  • 1/2 cdita. de sal
Para el relleno de merengue suizo:
  • 2 claras de huevo
  • 42 g (4 Cdas.) de azúcar
  • 6 g (2 cditas.) de gelatina roja (yo utilicé de toronja)
Instrucciones:
  1. Pre-calentar el horno a 180˚C
  2. Enmantequillar y enharinar una bandeja para twinkies o en su defecto, una bandeja para muffins.
  3. Con la batidora eléctrica combinar los huevos con el azúcar y batir a alta velocidad hasta obtener punto letra (aproximadamente 5 minutos). El punto letra se obtiene cuando la mezcla se torna pálida, espesa y triplica su volumen. Deja un rastro que tarda en desaparecer, de allí su nombre.
  4. En otro recipiente combinar el aceite, la leche y la esencia de vainilla. 
  5. Disminuir la velocidad de la batidora y agregar en forma de hilo la mezcla de aceite a la de huevo. Aumentar la velocidad a media alta por un minuto.
  6. En otro recipiente cernir la harina, la sal y el polvo de hornear, Detener la batidora e incorporar de un solo golpe la harina cernida. Mezclar a velocidad mínima hasta integrar por completo. 1 minuto aproximadamente.
  7. Colocar la mezcla en una manga pastelera y llenar las cavidades del molde hasta la mitad.
  8. Llevar al horno pre-calentado por 15 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga seco. Desmoldar a los 10 minutos y dejar enfriar por completo sobre una rejilla.
Para el relleno:
  1. Calentar las claras junto con el azúcar en un recipiente a baño María batiendo con un batidor de alambre hasta que el azúcar se disuelva y la mezcle se sienta ligeramente tibia al tacto.
  2. Incorporar la gelatina a los huevos y retirar del fuego. Seguir batiendo con la batidora eléctrica a velocidad alta hasta que el merengue espese y se enfríe hasta alcanzar la temperatura ambiente (a medida que enfría se irá espesando más y más).
  3. Colocar la mezcla en una manga pastelera (de ser posible utilizar una boquilla de pico largo). Rellenar los twinkies, ya enfriados, por la parte inferior haciendo 3 agujeros.
Nota: si no se cuenta con manga pastelera se pueden dividir los bizcochos con un cuchillo y untar el relleno en medio.
Los twinkies pueden durar frescos hasta 4 días en un contenedor hermético. 

Da para 12 twinkies

En resumen, esta es una versión más sana: menos grasosa y menos dulce que la original pero igual está muy rica con el relleno de merengue suizo. Perfecto como postre o para a la hora del café.

¡Feliz fin de semana!





Si te gusta algo de lo has visto y deseas recibir mis artículos 
directo en tu correo 
suscríbete aquí
tu correo:



11 comentarios

  1. Ay Maru, los twinkies eran mi perdición, creo que ya no los hacen!! Pero con tu receta lo intentaré, mencionaste en IG que se pueden hacer en moldecitos de cupcakes y me parece buena opción, pero voy a mirar el molde. se ven super ricos y el de chocoate super goloso.
    Feliz viernes!!! Y Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica, el molde es de Wilton, lo consigues por Amazon. Los twinkies aún se consiguen es USA, aquí en Venezuela se consiguen de otra marca, en estos días compré unos y son realmente malos jajajaja

      Un besito

      Eliminar
  2. Maru!!!! Que alegría! Estás publicando los viernes como antes! Los viernes para mi eran de consulta obligada en tu página y los esperaba con ansias para encontrar tu nueva receta.

    Gracias y Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué compromiso Anita! A ver cómo me va esta vez jejeje

      Eliminar
  3. Mavele, excelente... creo poder conseguir todos los ingredientes asi que me animaré a hacerlos! Siempre me parecieron muy dulces los originales asi que seguro disfrutaré éstos. Gracias por pensar en lo mejor para nosotros en este tiempo de crísis. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nayeth! Este bizcocho no es muy dulce y sirve para otras preparaciones (como tiramisú o tres leches). Espero te guste.

      Un abrazo y un saludo a todos por allá.

      Eliminar
  4. Hola Maru!!! Que alegría es siempre entrar a tu blog! Tan hermosas las fotos, las recetas y tu relato en cada receta, es todo excelente. No puedo dejar de decirte que también me viene nostalgia al visitar tu blog... tantos recuerdos lindos de Venezuela!! Aunque me quedó una cuenta pendiente que es haberte conocido en persona. Si Dios quiere alguna día se dará que nos podamos encontrar y compartir un cafecito y unos alfajores uruguayos!! Un abrazo gigante desde la distancia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Andrea ¡cuanto me gustaría compartir un rato contigo!
      Tus alfajores son inolvidables, no he probado nada que los supere. Los extraño.

      Un beso

      Eliminar
  5. Maru se ven estupendos, las dos versiones me encantan, aunque a Gabriella le gustan los de fresa (aún me queda gelatina de fresa) ... pero estoy segura que la versión chocolatosa no le va a disgustar jejejeje saludos ... me inventaré algo con el molde jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Melba!
      He visto que los hacen con papel de aluminio! es cuestión de ingeniárselas.
      Un saludo a la tropa!

      Eliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog