9 de octubre de 2015

6 recetas venezolanas que no querrás olvidar



Hoy deseo compartir algunas de las recetas publicadas en el blog especialmente para aquellos que se encuentran lejos de casa.

Son recetas de toda la vida, de esas que te hacen extrañar a tu país cuando estás lejos. Somos lo que comemos y lo que comemos se convierte en parte de nuestra identidad.

Particularmente pienso que lo que aprendemos a comer y apreciamos de pequeños es lo que más se arraiga, hay un factor emocional que va asociado no solo con lo que comemos sino también con el recuerdo que nos produce al comerlo.

Yo no puedo olvidar el dulce de leche cortada que hacía mi tía, ni los yoyos de tajada con queso que preparaba mi mamá (mamá si lees esto acuérdate de hacerme algunos la próxima vez que vaya para la casa) éramos niños (o no tanto) y disfrutábamos contentos aquellos manjares. Todos tenemos un platillo favorito, ese que nos transporta a épocas menos complicadas y más felices, cuando estábamos todos juntos y la vida parecía sonreír.

Así que para mis amigos y familiares que estaban pero ya no, que por alguna razón tuvieron que dejar el terruño, dedico estas recetas para que puedan hacerlas donde quiera que se encuentren y dejen de estar enguayabaos aunque sea durante un ratico.

Arepitas dulces de anís.

Yo recuerdo que las de mi tía eran las mejores del mundo, las freía en un caldero y se inflaban como un globo, dulces, crujientes y con ese sabor a anís y papelón tan característico. Si quieres que tus hijos/sobrinos/nietos te recuerden con cariño, debes aprender a hacerlas ya.

Tequeños.
No conozco al primer venezolano que le desagrade un buen tequeño. Esta receta es infalible (ya la han probado unos cuantos). Bien sea si te encuentras solo y deprimido o rodeado de un grupo de paisanos, esta receta es la propia para trasladarte a tu terruño.

Buñuelos de yuca.
Ya ha aparecido esta receta en otros recopilatorios y es que nada se asemeja a comer unos cuantos buñuelos empapados en melao de papelón. A mi me los servian en un cuenco ya partidos y con mucho, mucho melao.

Golfeados.
Nuevamente anís y papelón, melosos, muy dulces y con el toque salado del queso. Esta receta es para un golfeado gigante, pero tambien puede hacerse de tamaño individual. Si sientes que te mueres de nostalgia por no poder comerlos,  ponte manos a la obra (o mejor dicho, a la masa) y prepáralos tu mismo/a aunque sea con azúcar morena en vez de papelón.

Cachapas de maíz tierno.
Como olvidar el sabor del maíz, con mucha mantequilla y un queso fresco. En otros países a lo mejor no es fácil reproducir la versión original (ojalá si) solo espero que con queso mozzarella y maíz enlatado sirvan para matar el antojo. O como dijo un gran filosofo por ahí: peor es nada.

Pastelitos de ricotta.
Muy parecidos a los que se consiguen en las panaderías, esta versión tambien lleva queso feta (si te encuentras fuera seguro será fácil de conseguirlo) pero si no lo encuentras siempre puedes omitirlo y hacerlo solo con ricotta, eso sí, procura conseguir una ricotta fresca y de calidad. En el desayuno con una buena taza de café con leche seguro te sentirás como en casa.

No debe ser fácil estar alejado de nuestros afectos, sepan mis queridos emigrados, que para los que quedamos aquí tampoco lo es.

¿Tienes alguna receta de esas que te transporta a los tuyos y no sabes cómo prepararla? nómbrala en la sección de comentarios y veré qué puedo hacer por ti.

¡Felíz fin de semana!



Si te gusta algo de lo has visto y deseas recibir mis artículos 
directo en tu correo 
suscríbete aquí
tu correo:



6 comentarios:

  1. Hola Maru, ya hace un par de días me puse a revisar tus recetas y ya tengo anotada la de los buñuelos, a mi papá le encantan y a mi ni hablar!!! eso me trae recuerdos de mis viajes de la infancia a Upata, estado Bolivar, allí los preparan para Semana Santa y los comen con melao o también pasados por azúcar con canela

    ResponderEliminar
  2. Mariaeugenia! tú siempre tan oportuna con tus publicaciones! Excelentes recetas todas y que sin duda, ya seas venezolano o no, sólo con el hecho de haber podido vivir en este hermoso país, conocido su gente bella y probado estas exquisiteces, seguro no querrás olvidar estos sabores, que siempre te transportarán a esta tierra tan hermosa, gracias Marieugenia!!

    ResponderEliminar
  3. Maru, pero que cosa tan bueeenaaa!!!, no sé con cuál quedarme... arepitas y tequeños de primero... mmm... me encantan! y luego, todo lo demás!. Muy rico todo, Gracias guapa!!!. Besos

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Buen día Anonimo

      Las recetas puedes verlas haciendo clic sobre cada uno de los nombres (así funcionan los hipervínculos) ;)

      Eliminar
  5. Qué cositas tan ricas Maru!!! qué nostalgia me da ...

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...