5 recetas de pan dulce que tambien deberías aprender

Como si no fuera suficiente con el último post sobre 5 recetas de pan que deberías aprender, hoy traigo 5 recetas más, pero esta vez de panes dulces, son ideales para el desayuno o la merienda y seguro no podrás comer una sola rebanada.

1. Coffeecake de orejones y nueces. Esta corona dulce es hermosa, el relleno asoma por los lados y las nueces le dan un toque crujiente. Uno como este alcanza para muchas personas, intenten contar la cantidad de secciones que tiene, yo alcanzo a ver al menos 12, y eso que la foto no está completa.



2. Babka de Chocolate. Así como mi pan salado favorito es el pan de maíz, este es mi favorito de los panes dulces (tambien podría decir que el panettone pero ese solo lo como en diciembre así que no cuenta). Este pan gordito se ha robado mi corazón, no es en realidad taaan dulce si se hace con chocolate amargo (mínimo 70%). Podría desayunar una rebana a diario por el resto de mi vida, pero eso ya sería demasiado trabajo para alguien tan holgazana ocupada como yo.



3. Monkey Bread. Este clásico estadounidense enloquecerá a los niños de principio a fin, pueden ayudar a preparar el pan haciendo las bolitas y luego, una vez fuera del horno y tibio, se divertirán comiéndolo con la mano sección por sección. Es bastante dulce por lo que recomiendo comerlo con una buena taza de café al lado. Ah! y no le pongan azúcar al café, no podrán distinguir la diferencia. lol



4. Rolls de canela. Un clásico irresistible desde el mismo momento que entra al horno. Les advierto: el olor a canela que inundará toda la casa  pondrá a la gente impaciente, ni los vecinos podrán resistirse, así que prepárense para recibir visitas inesperadas.



5. Tunjitas. Si eres venezolano sabrás reconocer estos pancitos dulces con semillas de anís en la masa. Solíamos comprarlos en la panadería cercana a nuestro trabajo hasta que los panaderos se pusieron creativos y comenzaron a añadirle cualquier esencia artificial que tuvieran a mano. Así, unos días sabían a coco, otros sabían a mantequilla y finalmente, cuando consideré que ya era el colmo, a chicle. Ese día decidí que era mejor hacerlos yo misma y hasta el sol de hoy no me arrepiento.



Estos son mis 5 panes dulces favoritos ¿y tu?¿tienes algún favorito? me encantaría saber cuál es.


Torta Quesillo Venezolana

torta-quesillo

En el pasado sorteo una de mis lectoras me sugirió realizar una cosa que parece imposible y que combina dos de las tres preparaciones típicas de cualquier fiesta de cumpleaños que se realice en este país. Se trata de la torta quesillo. También se le conoce como torta de quesillo, torta Victoria o torta imposible, que resulta de una combinación de ambas preparaciones en un solo molde para comer en un solo bocado.

A mi no dejaba de parecerme contradictorio todo el proceso de elaboración porque normalmente un quesillo se hace a fuego bajo en baño de María (eso es un baño de agua a 100 grados centígrados) mientras que una torta por lo general se hace a temperatura alta (180 grados centígrados). Y de pronto pensé ¡Hey! ¡pero si yo vivo en el país de las contradicciones! yo dudo que exista en el planeta gente tan contradictoria como la nuestra, así que por qué habría de extrañarme que a algún paisano se le haya ocurrido semejante cosa ¿mm?

Lo cierto es que la combinación no solo se puede preparar en una sola horneada, si no que el resultado es realmente sorprendente y la verdad es que si ya has realizado quesillo y torta por separado, hacer las dos cosas juntas no tiene mayor ciencia (o al menos eso pensaba yo)

Existen infinidad de recetas y técnicas para realizar esta delicia: que si se hornea el quesillo primero y luego se agrega la mezcla de torta y se lleva de nuevo al horno, que si primero la mezcla de quesillo y luego la de torta, que si primero se vierte la de torta y encima la de quesillo, en fin que hay para todos los gustos y en todos los casos el quesillo siempre se va al fondo y la mezcla de torta se queda en la superficie. Así, al desmoldarla queda el quesillo por arriba con una piscina de caramelo que chorrea lentamente por los lados e impregna con su sabor dulce y amargo al bizcocho que queda abajo ¡delicioso!


torta-quesillo
Aquí se ven las dos capas, arriba el quesillo, abajo el bizcocho

torta-quesillo


Yo utilicé la última técnica y la preparé en baño de María. La próxima vez la realizaré con otro método porque me parece que no tiene sentido colocar primero la mezcla de torta si de todas formas el quesillo es mas pesado. Al bizcocho le faltó crecer un poco quizás porque faltó temperatura al horno al hacerla en baño de María (bueno, y también porque se me olvidó añadir el polvo de hornear jejeje)

Aquí dejo la receta por si alguien quiere intentarla. Yo adicionalmente preparé un nido de caramelo para adornarla y darle algo de impacto ¿verdad que se ve hermosa?
Bonus: descarga GRATIS mi E-book con esta y otras extraordinarias recetas del blog AQUÍ


torta-quesillo
Un baño de caramelo que provoca


Torta quesillo venezolana



Ingredientes para el caramelo: 
1 taza de azucar
2 Cdas. de agua

Ingredientes para el quesillo:
1 lata de leche condensada
la misma cantidad de leche liquida
4 huevos
1 cdita. de vainilla
2 Cdas. de ron (opcional)

Ingredientes para la torta: 
1/2 taza (100g) de margarina
 1 taza de azucar
2 huevos a temperatura ambiente
1 y 1/2 tazas de harina de trigo leudante
1/2 cdita. de polvo de hornear
1/2 taza de leche
1 cdita. de extracto de vainilla
1 Cda. de ron (opcional)

Instrucciones:
pre-calentar el horno a 180 grados centígrados

para el caramelo: 
En una olla pequeña, combinar el azúcar y el agua y llevar a ebullición sin remover (si se cuenta con termómetro de cocina, la temperatura del caramelo debe alcanzar 150 grados centígrados).

Retirar del fuego y sumergir el fondo de la olla en una bandeja con agua para detener la cocción.

Vaciar la preparación en un molde de 18cm (yo utilicé la misma quesillera de siempre). Dejar enfriar a temperatura ambiente.

para el quesillo: 
Combinar todos los ingredientes en la licuadora. Reservar y pasados 10 minutos retirar con una cucharilla toda la espuma que se haya formado en la superficie de la mezcla.

para la torta: 
Cernir la harina con el polvo de hornear.

Añadir el ron y la vainilla a la leche.

Con una batidora de mano, combinar la margarina y el azúcar hasta integrarlos y obtener una mezcla clara y esponjosa.
Añadir los huevos uno a uno mezclando a velocidad baja.

Añadir la harina en tres partes alternando con la leche (harina-leche-harina-leche-harina) no batir demasiado para que la torta no quede dura.

Armar la torta: 
En el molde que ya posee el caramelo añadir la mezcla de torta y sobre ésta y muy lentamente añadir la de quesillo.

Llevar al horno en baño de María por espacio de 1 hora y media o hasta que al insertar un cuchillo en el centro este salga seco.

Retirar del horno y dejar enfriar por completo a temperatura ambiente. Una vez a temperatura ambiente llevar al refrigerador por al menos 3 horas.

Desmoldar sobre un plato y regresar al refrigerador hasta el momento de servir.


Da para 16 porciones (yo puedo sacar hasta el doble)


¿Tienes alguna pregunta sobre este post? deja tu comentario más abajo y trataré de ayudarte.

¡Felíz día!

5 recetas de pan que deberías aprender

¿Existe algo en el mundo más reconfortante que el olor a pan recién horneado en tu propia casa? lo dudo. Además, el orgullo de preparar tu propio pan, de conocer la procedencia de sus ingredientes y de alimentar a tu familia con lo mejor que hayas podido conseguir sin tantos aditivos químicos, no tiene precio. Revisando y ordenando mis archivos he conseguido algunas buenas recetas y aquí dejo varias de mis favoritas. Todas son de panes salados pero prometo hacer otro post con las de panes dulces.

Todas pueden hacerse facilmente en casa (eso claro, si logras conseguir harina de trigo)


1 El Pan que no se amasa


Como lo dije en el post original, este es un pan para gente floja que no gusta gastar sus energías amasando. Tan simple como preparar la masa y dejarla levando todo un día en el refrigerador. Tiene una miga con alveolos grandes (huequitos) y una concha dura, se puede agregar en ultimo momento hierbas como orégano, romero o, como en este caso, nueces y dátiles. Es ideal para comer con queso de cabra o tomates secos y aceite de oliva. Con un vinito blanco y una buena conversa puedes hacer de este un momento inolvidable (además siempre podrás presumir de haber hecho tu propio pan)




Si no has probado los bagels no sabes lo que te pierdes, esta rosca de miga apretada es uno de los desayunos típicos de Nueva York. Se preparan en diferentes versiones: cubiertos con semillas de amapola, semillas de sésamo, cebolla rostizada, sal gruesa o mi favorito: azúcar y canela (y pasitas en la masa). Hay que hervirlos antes de llevar al horno para desarrollar esa cubierta dura y gomosa que me encanta. Suelen rellenarse de cualquier cosa a la que puedas agregar importantes cantidades de queso crema.




Se trata de un pan de sandwich espectacular elaborado con dos masas, una oscura (de cacao) y otra blanca. no es para nada dulce, es fácil de hacer y el resultado es realmente sorprendente. A los niños les encantará y es perfecto para lucirse con los amigos jejeje




Este fue uno de los primeros panes que realicé en mi vida, incluso antes de haber estudiado en el IEPAN. Es un pan integral, con bastante fibra que deja satisfecho a cualquiera. Cero aditivos, ideal para el desayuno tostado con mantequilla y mermelada ( ¡Ay! yo siempre pensando en lo dulce).






Este es sin lugar a dudas mi pan favorito de todos los que he realizado en mi vida. No se dejen amedrentar por su color oscuro y su apariencia modesta (la culpa no es del pan si no de la fotógrafa que en esa época no sabía lo que hacía). Lo he preparado como pan de barra, redondo, bollos individuales y hasta con cubierta de tigre. Tiene realmente un sabor que recuerda a la cachapa, es decir, a maíz puro y de verdad sabe a gloria si se tuesta una rebanada (o quizás dos..o mejor tres) y se le aplica una gruesa cantidad de mantequilla acompañado con un queso fresco. D I V I N O.

Hacer pan es como hacer magia: combinas 4 ingredientes y de pronto aquello se transforman en algo realmente único y maravilloso.

¿Qué te parecen estos panes?¿No encuentras aquí la receta que te gustaría? deja un comentario y veré si puedo preparar tu pan favorito.

Torta de chocolate para cumpleaños y un regalo para ti.


El pasado domingo mi costillo Juan estuvo de cumpleaños y no podía dejarlo pasar sin prepararle algo:

yo: "¿de qué te gustaría la torta para tu cumpleaños miamooor?"
él: "pues de chocolate, con relleno de chocolate y lluvia de chocolate"

¡Claro! no sé ni para qué pregunté si ya sabía la respuesta.

Así que aquí está el resultado, lleva chocolate, cacao, aceite, mantequilla, azúcar...puros ingredientes de lujo considerando que los primeros son caros y los segundos más aún porque no se consiguen en ninguna parte.

En cuanto a su sabor me encantó el bizcocho, húmedo y no muy dulce. La crema solo es para los más chocolateros, untuosa y que se disuelve en la boca con cada bocado y la lluvia de chocolate...bueno, no es de mis favoritas pero ¿a qué "niño" no le encanta?





Aquí dejo la receta y explico cómo hacer la torta sin morir en el intento.

Torta de Chocolate


Ingredientes para el bizcocho:

2 y 1/2 tazas + 1 cucharada (330 g) de harina todo uso
2 y 1/2 (600 g) tazas de azúcar 
1 taza + 1 cucharada (135 g) de cacao en polvo
1 cucharada (15 g) de bicarbonato de sodio
1 y 1/2 cucharaditas (7,5 g) de polvo para hornear
1 cucharadita (8 g) de sal
3 huevos, a temperatura ambiente
1 y 1/2 tazas (360 ml) de leche a temperatura ambiente
1 y 1/2 tazas (360 ml) de café negro, colado y caliente
1/2 taza (120 ml) de aceite vegetal
1 y 1/2 cucharadas (22,5 ml) de extracto de vainilla

Ingredientes para la cubierta:

3 cucharadas (22 gramos) de cacao en polvo
1/2 taza (64 gramos) toddy en polvo
Una pizca de sal
1/4 taza de agua hirviendo
1 taza (2 barras/200 gramos) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1 taza (125 gramos) de azúcar en polvo
170 gramos de chocolate semi-dulce, derretido y a temperatura ambiente (yo usé chocolate El Rey)
1-2 cucharadas (15-30 ml) de crema de leche
lluvia de chocolate para adornar los lados

Instrucciones para el bizcocho:

Pre-calentar el horno a 180 grados centígrados.

Enmantequillar y enharinar dos moldes circulares para torta de 20 cm.

En un tazón de la batidora eléctrica, tamizar todos los ingredientes secos, incluyendo el azúcar. Combinar los huevos, la leche, el café, el aceite y la vainilla en otro tazón y batir ligeramente con un tenedor. 


Agregar la mezcla de leche a la mezcla de ingredientes secos y batir durante 2 minutos a velocidad media. Dividir la masa en partes iguales entre los dos moldes preparados (la mezcla quedará bastante líquida).



Hornear durante 20 minutos y rotar los moldes en el horno. Continuar horneando hasta que al introducir un palillo éste salga casi seco (con unas pocas migas) unos 12 minutos más.



Dejar enfriar sobre una rejilla de alambre durante 20 minutos. Desmoldar y dejar enfriar por completo.


Instrucciones para la cubierta de chocolate:

En un tazón mediano, mezcle el cacao, el toddy y la sal.

Añadir el agua hirviendo y mezcle hasta que esté suave. Dejar enfriar.

Con una batidora eléctrica, batir la mantequilla en velocidad media-alta hasta tornarla ligera y esponjosa (1-2 minutos).

Añadir el azúcar en polvo y batir a velocidad baja para combinar.

Encender la batidora a velocidad media alta, batir la mezcla por 2 minutos.

Agregar la mezcla de cacao y batir hasta que se integren.

Agregar el chocolate derretido y batir a velocidad media durante 2 minutos más hasta que esté suave, raspando los lados del tazón con una espátula de goma cuando sea necesario.

Añadir la crema de leche y batir para combinar (si la crema resulta muy blanda refrigerarla por 10 minutos antes de usar)

Ensamblaje:

Con un cuchillo de sierra dividir cada bizcocho en dos discos iguales (yo solo utilicé 3 de los discos, el otro lo envolví en plástico adherente y lo congelé para otro uso)

Alternar capas de bizcocho con la crema de chocolate.

Refrigerar la torta por 30 minutos y cubrir por completo con el resto de la cubierta, alisando los bordes con una espátula o un cuchillo.

Adornar con lluvia de chocolate al gusto.

Refrigerar hasta su consumo. Puede durar refrigerada fácilmente 4 días (eso si no existen chocoadictos en casa)



Fuente: Sweettapolita


Y como no puedo regalar a todo el que me lee un trozo de esta delicia, he decidido obsequiar a alguno de los que aun se acuerdan de pasar por aquí este hermoso molde  con el que podrá hacer su propio bizcocho del sabor que más le guste (lo conseguí caminando por Chacao en una de esas tiendas de artículos de cocina a un precio de 2012, es decir,  irresistible).



Nota importante: a los amigos que me leen desde otros países, lamento decirles que no podrán participar esta vez debido a que la oficina de correos de Venezuela IPOSTEL dejó de hacer envíos al exterior temporalemente debido “al exceso de despacho que han ocasionado el colapso de los Centros de Tratamiento de Ipostel” ¿?. Insólito por decir lo menos. Así que será para la próxima.

Para participar en el sorteo solo haz "me gusta" a la página del facebook usando el siguiente formulario de Rafflecopter o deja tu comentario más abajo diciendo cual es tu torta favorita (no olvides colocar tu correo para poder ubicarte despues del sorteo).  A mi personalmente me encantan los bizcochos de limón o naranja y con muchas semillas como almendras, avellanas o pistachos. .

El sorteo lo hacemos en una semana.  ACTUALIZACIÓN: Los felices ganadores son Hector Cardoze (a traves de Rafflecopter) e Yche Delgado (a través de los mensajes dejados en el post). Felicidades a los suertudos :D


a Rafflecopter giveaway


Ya me pondré en contacto con Hector e Yche para hacerles la entrega.

Feliz día para todos!