27 de diciembre de 2014

Manzanas pochadas en sangría Caroreña


En esta economía de guerra en que vivimos ya no podemos darnos ciertos lujos que solíamos disfrutar; sin embargo, me resisto a privarme de los placeres del gusto y solo nos queda adaptarnos o sentarnos a suspirar por aquellos tiempos mejores.

Esta receta de manzanas pochadas en sangría es una reinterpretación del clásico de manzanas al vino tinto, que he realizado con productos que sí puedo costearme. La verdad me da dolor gastarme una botella de vino tinto en un postre con lo costosos que están.

El resultado es tanto o mejor que la receta original y puedo garantizar que en cualquier comida con allegados la gente no dejará de alabar este postre (lo digo en serio, esta receta la estoy publicando porque mi amiga B. me exhortó a hacerlo). Las he servido en la cena de Navidad y la verdad es que quedaron extraordinarias, de un color rojo profundo hermosísimo, borrachas y brillantes.








La sangría ya preparada es dulce, sabrosa y lo mejor de todo: cuesta la cuarta parte de lo que cuesta una botella de vino regular, además trae el doble de cantidad, es un producto local y ¡oh milagro! no escasea en los anaqueles.

Así que si quieres sorprender a todos y ofrecer un postre diferente en estas fechas, te propongo esta receta que es muy fácil de hacer. Además, es ideal para quienes siguen dietas especiales ya que no contiene gluten, huevo, leche, grasas ni semillas de ningún tipo.

Por cierto: con peras también queda divino. Ya las he probado y no conozco al primero que no le hayan gustado.


Manzanas pochadas en sangría


Ingredientes:
1 botella de 1.75 l de sangría preparada (yo usé Caroreña)
1/2 taza de azúcar
1 rama de canela
2 estrellas de anís
1 conchita de limón (de aproximadamente 1 x 2 cm)
1 conchita de naranja (de aproximadamente 1 x 2 cm)
4 manzanas gala pequeñas (son las que se consiguen aquí)

Instrucciones:

  • En una olla donde quepan las manzanas añadir 3 tazas de sangría  (el sobrante puedes tomártelo mientras esperas a que el postre esté listo) el azúcar, la canela y el anís estrellado, la conchita de limón y de naranja. Calentar hasta que el azúcar se disuelva por completo (unos 4 minutos) y comience a hervir.
  • Mientras, pelar las manzanas (con un pela papa es más fácil pero si no tienes, con cuchillo basta). Sin retirar el centro para que las manzanas conserven su forma.
  • Sumergir las manzanas en el líquido hirviendo a fuego medio, dejar pochar las manzanas hasta que estén tiernas al pincharlas con un cuchillo (aproximadamente 30-35 minutos) rotándolas de vez en cuando para que se impregnen del líquido por todas partes.
  • Retirar las manzanas del liquido y dejarlas enfriar en un plato aparte.
  • Para el sirop retirar del líquido los sólidos (la rama de canela, el anís estrellado y las conchitas) y dejar hervir hasta que se reduzca y se torne espeso (5 minutos). No debe dejar reducirse mucho porque se volverá caramelo, la idea es que espese solo un poco (al enfriarse se pondrá aun más espeso).
  • Servir las manzanas tibias sobre helado de vainilla bañadas con el sirop.




Da para 4 porciones (u 8 si se sirven cortadas a la mitad)


Nota: para servirlas y que tus invitados no pasen trabajo, es mejor remover el centro de las manzanas con un descorazonador. Si no tienes uno, esta es una buena excusa para conseguirlo. También puedes ver aquí cómo se hace.

¿Qué te parecen? ¿te atreverías a prepararlas? si es así no dejes de comentarme qué tal te han quedado, me encantaría saber tu opinión.



1 comentario:

  1. Fabulosa receta mavele! Yo he probado manzanas pochadas en Glühwein, que no es más que vino dulce especiado, así que la idea de la sangría me parece fantástica :). Precioso el color, y me imagino ese maravilloso aroma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...