1 de agosto de 2013

Café helado para tardes calurosas

Hace calor, mucho.

Frente a mi casa los techos de zinc de los talleres reflejan todo el sol en la mañana, es como tener dos soles: uno que alumbra desde arriba y otro que lo hace desde abajo. En las tardes el cielo se pinta de un azul intenso y las nubes, blanquísimas y esponjosas como algodón de azúcar, se pasean lentamente de un lado para otro sin nada mejor que hacer. El gato pasa todo el día durmiendo en la terraza en estado catatónico (aunque si no tuviéramos terraza igual pasaría el día durmiendo en estado catatónico) mientras nosotros salimos 15 minutos a la calle solo para regresar corriendo en busca de una sombrita donde meternos.

Y de pronto me provoca un café.

Pero no un café caliente, sino más bien frío, tan frío que me haga doler la frente. Sé que más de un conocido pondrá cara extraña diciendo ¡que te vas a tomas un café FRIO!? ¡guácala! ¡¡en mi casa me enseñaron que el café se toma caliente!!. Y es que en este país no importa si la temperatura ronda los 35 o 40 grados y te estás deshidratando mientras caminas por el centro de Caracas, el café se toma hirviendo, no importa la hora del día, al igual que la sopa. Y Punto.


Así se ven las perezosas nubes desde donde escribo esto

Pero este es un país surrealista, lleno de contradicciones y sinsentidos, así que ese es solo un pequeño detalle que la gente ni nota, y yo (la loca que toma café frío porque hace 35 grados afuera) vuelvo a mi cocina a preparar una jarra de café y llenarlo con muchos cubitos de hielo para pasarlo por la licuadora. Obsérvese que frío me ha quedado:



Altamente recomendable para bajar la temperatura. Al probarlo no podrás dejar de hacer haaaaaj. 


Café helado
Ingredientes:
Café
2 cditas de azúcar
2 tazas de cubitos de hielo
1 cdita. de esencia de vainilla
1 chorrito de leche o crema fría (opcional)

Instrucciones:
Preparar el café a gusto del consumidor y endulzarlo cuando aun esté caliente.
Dejar enfriar a temperatura ambiente (si se está muy urgido enfriarlo en un baño de María invertido)
Añadir el hielo, el café y la vainilla a la licuadora. Licuar hasta obtener una consistencia de helado frappe (granizado).
Servir con la leche o crema fría.

Da para 2 vasos


6 comentarios:

  1. En España es habitual pedir en los bares café con hielo en verano, y nadie te mira raro :) Incluso hay gente que le echa el hielo directamente al café con leche. Yo no tomo café, pero dicen que es lo más refrescante que hay!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, refresca bastante. Gracias por visitarme Koki

      Eliminar
  2. qué gran receta! a mi el café me encanta pero mira tú por dónde que sólo lo bebo caliento. Así granizado seguro que se bebe genial, lo probaré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruebalo Charo, esta vida es muy corta como para dejar de probar cosas diferentes ;D

      Eliminar
  3. pues me tomaba uno de esos ahora mismo!!!

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanta frio, vivo en Maracaibo y aquí el calor puede llegar a 40

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...