8 de septiembre de 2008

5 hechos sobre la elaboración del pan



El tiempo pasa volando y parece mentira que ya estamos en septiembre, recién ahora me percato de que no publiqué nada en agosto pero he estado bastante ocupadiña y en resumen puedo decir que estas semanas estuve: graduandomedeMaestroPanadero*, trabajandomucho,
haciendomeexamenespreoperatorios operandomelanariz (porrazonesfuncionalesynoesteticas) y reposando. Lo bueno del reposo es que me ha dado la oportunidad de hornear bastante y ya comentaré sobre los resultados más exitosos (los menos exitosos terminaron como pan rallado o en el bote de basura)

Aquí con los panas del IEPAN

El tiempo pasa volando y parece mentira que ya estamos en septiembre, recién ahora me percato de que no publiqué nada en agosto pero he estado bastante ocupadiña y en resumen puedo decir que estas semanas estuve: graduandomedeMaestroPanadero* trabajandomucho haciendomeexamenespreoperatorios operandomelanariz (porrazonesfuncionalesynoesteticas) y reposando. Lo bueno del reposo es que me ha dado la oportunidad de hornear bastante y ya comentaré sobre los resultados más exitosos (los menos exitosos terminaron como pan rallado o en el bote de basura)
En fin, que no todo fue malo y para comenzar quiero compartir 5 cosas que aprendí sobre la elaboración del pan:

1. Estamos acostumbrados a comer panes malos. ¿cómo saber que algo es malo si nunca hemos probado algo mejor? pues no hay manera de saberlo. Esa "canilla" que tanto nos gusta y que consumimos a diario es una modificación que se le hizo a la baggette original para hacerla más suave, más dulce y "más acorde con el gusto del venezolano". No lleva ninguna masa madre ni proceso de fermentación alguno y se elabora para consumir el mismo día ya que se daña en mucho menos tiempo que cualquier otro pan, su sabor es plano, sin acidez y hasta la concha es blanda. Ya decía yo que con el correr de los años nuestros panes se hacen cada vez mas blandos y dulces (el pan de a locha que comía de pequeña no sabía así). Habrá que ver si nuestros panes son así por que de verdad es nuestro gusto o resulta que nuestro gusto se ha ido adaptado a lo que suelen vendernos en las panaderías.

2. Hacer pan no es difícil pero cuidado con las proporciones. No es nada complicado hacer pan en nuestra casa, pero como todo, tiene su ciencia y al igual que en la pastelería al elaborar panes es de suma importancia las proporciones entre los ingredientes, por ello se habla de fórmulas panaderas y no de recetas. Creanme no se trata de poner harina, sal, levadura y agua a lo loco (ya lo intenté y ese pan no sirvió ni siquiera para rallarlo después)

3. Si se está apurado, mejor dejarlo para otro día. Hacer pan requiere planificación y mucha paciencia. Podemos intentar acelerar el proceso pero los resultados nunca serán de igual calidad. Si queríamos complacer a nuestros familiares ofreciéndoles una buena comida y a las 10 de la mañana descubrimos que falta el pan, es mejor dirigirnos a nuestra panadería de confianza y comprar un buen pan gallego o campesino antes que ponernos a amasar como locos.

4. Mucha práctica. La única manera de aprender a hacer pan es ¡haciendo pan! es relajante, es satisfactorio, es alimenticio y tonifica los brazos si se hace a mano.

5. Disfrútalo. Un buen pan siempre genera sonrisas de satisfacción y orgullo. Nada más agradable que compartir un buen pan con nuestros familiares y allegados. Bien sea acompañado con quesitos y vino, acompañando una sopa o ensalada o incluso con una cerveza bien fría.

* algún día montaré una panadería-pastelería, eso o un estudio fotografico dedicado a la comida, jejeje

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pilar,

    bienvenida seas, es bueno conocer gente con los mismos intereses de uno. Ya paso por tu blog a saludar :-D

    chao

    ResponderEliminar

Aquí dejan sus comentarios los cuatro gatos que leen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...